Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El día D de Robert Sarver

La NBA inicia hoy las entrevistas a los 70 exempleados que han acusado de racismo y misoginia al propietario de los Suns y del Mallorca - Inquietud en el entorno del magnate

Robert Sarver, en una imagen captada en el estadio de Son Moix. | GUILLEM BOSCH

Llegó el día D para Robert Sarver. El propietario de los Phoenix Suns y del Real Mallorca inicia hoy el que posiblemente va a ser el peor trago de su vida, someterse a examen y defenderse de las graves acusaciones de racismo y misoginia por parte de cerca de 70 exempleados que trabajaron a sus órdenes a lo largo de los 17 años que está al frente de la franquicia.

Una empresa externa contratada por la NBA realizará las entrevistas a los acusadores, y también al propio Sarver, que desde que estalló el escándalo ha mostrado su deseo de hablar y defenderse. Al final de la serie de entrevistas, que pueden prolongarse durante semanas, los investigadores realizarán un completo informe que deben presentar al comisionado de la NBA. Para que Sarver sea declarado culpable se precisa del voto favorable de tres cuartas partes de esta comisión.

Existe una gran inquietud en el entorno del acusado La situación es del todo incómoda y más para una persona que, desde que empezara a trabajar a los 16 años en los negocios hoteleros de su padre, no ha parado de crecer profesionalmente. Es un triunfador, en los negocios y en el mundo del deporte. Por eso, verse expuesto de esta manera por acusaciones tan graves, le deja en una situación de extrema fragilidad por la amenaza de expulsión que se cierne sobre su persona.

El primero que se ha defendido es el propio Sarver. El pasado jueves, en el periódico The Republic, de Arizona, declaró: «Mi único deseo es que podamos llegar al fondo de esto ahora mismo y disipar todas estas mentiras que se están diciendo sobre mí y los Suns. Confío en que seremos reivindicados cuando todo esté dicho y hecho».

Su esposa, Penny, y en un claro ejemplo de que la situación ha alterado la tranquilidad de la familia Sarver, también salió a la palestra para defender a su marido y atacar a los que le han acusado. Se habría puesto en contacto con tres de los entrevistados por la cadena estadounidense ESPN para recriminarles su actitud y evidenciar «el gran dolor» que sus testimonios han provocado en su familia. En el primero de los mensajes registrados, Penny carga con dureza sobre uno de los trabajadores de la franquicia: «Sé que se quemaron muchos lazos entre Robert y tú y que estás muy amargado, pero quiero recordarte que aquí están en juego vidas reales. Deja de un lado tu odio y comprende el daño que estás causando al difundir mentiras e invenciones». Precisamente Penny, que ha acompañado a su marido muchas de las veces que ha viajado a Mallorca, fue protagonista en varios de los capítulos denunciados en el reportaje de la cadena. Algunos exempleados aseguraran que Sarver enseñaba fotografías de su mujer en bikini por las oficinas de la franquicia y que también hablaba abiertamente sobre el sexo oral que practicaba con ella.

Para que Sarver sea declarado culpable se precisa el voto favorable de tres cuartas partes de la comisión

decoration

El último en manifestarse ha sido la exestrella de la NBA, compañero de viaje de Sarver en el Mallorca y ahora entrenador de Brooklyn Nets, Steve Nash, que ha dicho sobre el tema: «Es duro de leer, esa no ha sido mi experiencia junto a Robert, pero obviamente soy muy sensible a este tipo de situaciones. Estoy tan decepcionado de que haya salido publicado», comentó Nash en las redes sociales.

La aparición la semana pasada de un video en Sports Illustrated en el que Sarver describe explícitamente las hazañas sexuales del que fuera propietario minoritario de la franquicia de Arizona, Dick Heckmann, ya fallecido, no le ayudan en nada en sus pretensiones de salir indemne del escándalo. Durante el mismo, el dueño del Mallorca se extiende sobre el insaciable apetito sexual de su amigo, recordando cómo se jactaba de tener «sexo diez veces al día sin medicamentos».

El último vídeo emitido en el que se jacta de las hazañas sexuales de uno de sus socios no le ayudan en nada

decoration

El desenlace de este culebrón es una incógnita. Antoni Daimiel, analista de la NBA de la Cadena Ser, reclama prudencia. «Los exempleados tienen que aportar pruebas y el tema puede acabar en los juzgados», resume.

Lluís Sitjar

El CEO de Negocios del Real Mallorca, Alfonso Díaz, y el presidente de la Asociación de Copropietarios del Lluís Sitjar, Joan Aguiló, mantuvieron ayer una reunión en el estadio de Son Moix para abordar el espinoso tema de los accionistas del Lluís Sitjar. La sintonía entre el Mallorca y la Asociación es total -«no tenemos ninguna queja del Mallorca, al revés», apunta Aguiló-, aunque Díaz le recalcó las ganas de llegar a un acuerdo de una vez por todas.

El problema, que se arrastra desde hace más de una década, reside en la valoración de las acciones que hacen el Ajuntament de Palma por una parte y la Asociación por otra. Aguiló no entiende que si en 2010, con Aina Calvo en la alcaldía, el precio de las acciones se valoraron en 17 millones y medio, ocho años después, en 2018, le ofrecieran nueve y medio. «No conozco ningún terreno que haya bajado de precio con el paso del tiempo», afirma Aguiló. «El nuevo precio por parte de los técnicos municipales no lo justifican de ninguna manera», concluye.

Compartir el artículo

stats