Suscríbete 4 Billetes GRATIS Caso Abierto - Diario de Mallorca

Caso Abierto - Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El fiscal pide 6 años de cárcel a Salvador Llinàs por una estafa de 842.000 euros

El empresario mallorquín extraditado desde Paraguay tras una fuga que duró 14 años está acusado de quedarse el dinero invertido por tres perjudicados uUna jueza de Palma ratifica su encarcelamiento en la prisión de Soto del Real

Salvador Llinàs, el mallorquín extraditado, durante su estancia en Paraguay. DM

La fiscalía reclama una condena de seis años de prisión para Salvador Llinàs Bauzà, el empresario recién extraditado desde Paraguay, por una estafa de 842.000 euros en Mallorca. La jueza encargada del caso, que tras la fuga del hombre a Paraguay en 2008 ya decretó su ingreso en prisión, ratificó anteayer su decisión tras tomar declaración al acusado. Llinàs, de 74 años, permanece recluido en la cárcel madrileña de Soto del Real a la espera de ser trasladado a Mallorca en las próximas semanas.

Esta causa judicial, abierta en el juzgado de instrucción número 10 de Palma, se remonta a principios de 2005. La fiscalía sostiene que Llinàs engatusó a tres personas para que le entregaran importantes cantidades de dinero que invertiría en unos fondos con la promesa de lograr grandes intereses. El empresario no tenía ninguna intención de llevar a cabo esas inversiones, afirma el ministerio público. 

Entre 2005 y 2007, los afectados entregaron a Llinàs 740.800, 54.000 y 48.000 euros respectivamente. Ninguno de ellos consiguió recuperar jamás el dinero y en mayo de 2009 presentaron una denuncia conjunta. El juzgado encargado del asunto dictó meses después un auto que prohibía al acusado salir de España mientras durase la investigación. Pero Llinàs puso tierra de por medio y huyó a Paraguay, sin acudir a las citaciones judiciales. En enero de 2012, el juzgado palmesano acordó su ingreso en prisión provisional sin fianza y solicitó a las autoridades de Paraguay su detención para extraditarlo a España.  

El hombre fue arrestado en el país sudamericano ese mismo año, pero su regreso se ha dilatado durante una década porque también allí tenía cuentas pendientes con la justicia por diversas estafas y fraudes. Varios empresarios, algunos mallorquines, le acusaron de haberse adueñado de unos 200.000 euros de la sociedad que crearon para un proyecto inmobiliario en Paraguay.

El pasado 13 de abril la Interpol comunicó al juzgado de Palma que las autoridades de Paraguay entregaban finalmente a Llinàs. El hombre fue trasladado el pasado viernes a España y un juzgado de Madrid decretó su ingreso en la cárcel de Soto del Real.

El empresario compareció anteayer, a través de videoconferencia, ante la titular del juzgado de instrucción número 10 de Palma. Como solicitaron la fiscalía y las acusaciones particulares, la jueza ratificó la prisión provisional sin fianza del sospechoso, acusado de un delito continuado de estafa por el que el ministerio público reclama una condena de seis años de cárcel. 

La magistrada considera que existe riesgo de que Llinàs vuelva a huir u obstaculice el proceso judicial. 

Compartir el artículo

stats