Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Primera División

Real Mallorca: Fiable fuera, discreto en casa

El Mallorca ha sumado ocho puntos como visitante y tan solo cinco como local en las doce primeras jornadas de Liga -Es el peor arranque en Son Moix desde el curso 2004/05, cuando solo logró dos empates en los primeros seis partidos

Raíllo y Muriqi celebran el gol del delantero kosovar en la victoria ante el Valencia. Kai FORSTERLING

Mejorar fuera de casa ha sido una obligación y una obsesión para el Mallorca en su última etapa en Primera. Ni con Vicente Moreno ni con Luis García lo logró, algo que sí ha corregido por el momento con Aguirre. Con el mexicano al frente, esta temporada los bermellones son el octavo mejor equipo del campeonato a domicilio con ocho puntos de dieciocho posibles en su haber, pero han descuidado los deberes en casa, logrando hasta el momento solo cinco en seis partidos disputados en Son Moix.

Atendiendo tan solo a los resultados lejos de la isla el rendimiento del conjunto mallorquinista es prácticamente inmejorable. Empatado en puestos europeos en una clasificación ficticia con el Athletic, el Betis y el Rayo Vallecano, sus registros tan solo los superan el Real Madrid (18 p.), el Atlético de Madrid (16 p.), el Barcelona (15 p.) y la Real Sociedad (12 p.). Unos números que le han llevado a dos victorias –frente a Rayo Vallecano (0-2) y Valencia (1-2)– dos empates ante el Athletic (0-0) y el Elche (1-1) y dos derrotas frente a Real Madrid (4-1) y Real Sociedad (1-0). 

La forma de jugar del equipo de Aguirre parece beneficiarle al actuar como visitante. Al no sentirse en la obligación de llevar la voz cantante en el encuentro, resguardándose en la defensa y optando por el contraataque le permite explotar sus virtudes, aunque también en momentos como la segunda mitad en Mestalla demostró ser capaz de adueñarse del balón y apostar por un fútbol más ofensivo. 

Sin contar que los dos últimos desplazamientos del curso pasado se saldaron con cuatro puntos, fruto de un empate ante el Sevilla en el Sánchez Pizjuán (0-0) y la victoria en El Sadar frente a Osasuna (0-2), los resultados de Aguirre son incontestables a domicilio. Para poner en perspectiva, con Vicente Moreno el Mallorca solo logró seis puntos en toda la temporada lejos de Son Moix, mientras que con Luis García, antes de su cese en la jornada 29, se habían logrado ocho puntos como visitante. 

Sin embargo, si la misma tónica se viviese también en el parcialmente renovado Son Moix otro gallo cantaría en la clasificación. El gran arranque a domicilio, el mejor desde el curso 2006/07 cuando se llevaban diez puntos a estas alturas, choca con el peor comienzo como local desde la 2004/05, cuando los bermellones solo sumaban dos en los primeros seis partidos en Son Moix. 

Los de Aguirre se sienten más cómodos lejos de la isla, sin la presión de tener que dominar el partido

decoration

Tan solo cinco puntos de dieciocho posibles es un mal bagaje que resta brillo a lo conseguido fuera y que impide al equipo despegarse más de la zona de descenso. Tan solo una victoria por la mínima, ante el Almería (1-0), dos empates –frente a Girona (1-1) y Espanyol (1-1)– y tres derrotas ante Betis (1-2), Barcelona (0-1) y Sevilla (0-1). Pocos goles en contra para el pobre saldo de puntos, pero lo mismo se aplica a los tantos a favor con solo cuatro en seis partidos, una cifra muy baja en la que solo supera a Sevilla y Elche, ambos con tres goles y que ocupan puestos de descenso. 

Al contrario de lo que sucede lejos de Son Moix, y al margen de encuentros ante equipos más poderosos, el Mallorca sí que se ha visto obligado a tener que dar un paso al frente con la pelota y, a excepción de la segunda mitad ante el Espanyol, se le han visto las costuras al tener que llevar el peso del partido. 

Frente al Girona, encontrándose con un gol en los últimos minutos de Raíllo en un partido espeso, la victoria se diluyó con un penalti en contra pocos minutos después. Ante el Espanyol siempre quedará la duda de qué habría sucedido si Díaz de Mera hubiese señalado penalti sobre Ángel. Ante el Betis dos penaltis tumbaron a los bermellones, ante el Barcelona una obra de arte de Lewandowski y la falta de puntería condenaron al Mallorca, mientras que ante el Sevilla un tanto imposible de Gudelj bastó para que los puntos volaran. 

Si el Mallorca es capaz de aguantar el ritmo lejos de casa y mejora sus registros en Son Moix, la permanencia será un hecho.

Aguirre: El club recurre la expulsión

Como era de esperar, el Mallorca ha recurrido ante el Comité de Competición la expulsión que sufrió Javier Aguirre ante el Espanyol en el último partido de Liga. El club basará su defensa en el acta arbitral de Díaz de Mera y sus propias imágenes de la acción, en las que se veía al técnico mexicano dialogando de forma tranquila con el cuarto árbitro antes de ver la roja directa. Si el recurso no prospera, el entrenador del Mallorca se enfrenta a una sanción de dos partidos de suspensión, por lo que se perdería los partidos frente a Villarreal y Atlético.  

Compartir el artículo

stats