Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Primera División

Real Mallorca-Granada: A ganar como sea

Los bermellones encaran hoy la final ante los de Karanka con la única obligación de sumar los tres puntos ante un rival directo por la permanencia para seguir dependiendo de sí mismo para salvarse -Son Moix presentará el mejor aspecto de la temporada

Buen ambiente en los entrenamientos previos al partido ante el Granada. RCDM

Toda la temporada en un partido. O casi. Seguir en Primera, estabilizar el proyecto y despedirse del ascensor es lo que defenderá hoy el Mallorca en un Son Moix lleno ante el Granada (14 horas/Movistar). La victoria significaría herir de muerte a un rival directo, distanciarse en cuatro puntos de ellos a falta de nueve por jugarse y empezar, a mucha distancia todavía, a acariciar una salvación matemática más valiosa para el club que cualquier título. 

Llegar con el agua al cuello al final de la temporada convierte cada partido en una agonía. Y el de hoy ante el conjunto nazarí no será diferente. Todo lo que ocurra a partir de que el colegiado De Burgos Bengoetxea señale el comienzo del partido será más relevante que nunca. Los errores en la colocación, los pases mal dados y los disparos desviados deberán dejar paso a los aciertos. 

Porque se espera una lucha titánica entre dos equipos al borde del abismo, agotados mentalmente tras una temporada gris y en la que cada pequeño detalle puede desequilibrar la balanza en un duelo que se prevé muy igualado.

Para días como el de hoy se confió en Javier Aguirre para coger el relevo de Luis García al frente del equipo. Su serenidad desde la banda debe trasladarse al campo, donde será inevitable que afloren los nervios con el paso de los minutos. Y el mexicano vino para partidos como el de este mediodía. Los ha vivido mil veces y conoce la fórmula para salir victorioso.

Al margen de las supersticiones de la hora del partido, en la que el Mallorca no sabe ganar este curso, hoy también es el turno de Son Moix. Con todas las entradas vendidas desde el jueves, el apoyo de la afición antes y durante el partido será clave. 

Lo que funcionó ante el Alavés hace dos semanas se volverá a repetir hoy. Aguirre apostará por la defensa de cuatro habitual, con la única duda de Jaume Costa, ya recuperado de su lesión, u Oliván. Salva y Baba darán equilibrio y sentido al centro del campo, con Dani Rodríguez y Kubo como armas para meter velocidad a la transición. Y arriba la pareja Muriqi-Abdón, goleadora ante el conjunto vitoriano y complicada de marcar. 

Si el Mallorca llega al choque con la obligación de ganar, el Granada seguramente lo hará con todavía más necesidad. Con Karanka al frente, su tercer entrenador en lo que va de curso, el conjunto nazarí ocupa la primera plaza de descenso y son conscientes de que no ganar les dejaría muy complicado seguir en Primera, pero sumando de tres le sacarían dos puntos al Mallorca más el golaverage a falta de nueve por jugarse.

Un Granada que solo ha ganado un partido en 2022, pero repleto de talento individual, sobre todo en el centro del campo y la delantera. Luis Milla, Álex Collado, Antonio Puertas o Luis Suárez son futbolistas diferenciales y la gran amenaza para el Mallorca, que no puede guardarse nada en una final sin premio de consolación.

Desplazamiento

El Granada contará con 300 aficionados en la grada

Trescientos aficionados del Granada darán color a la zona visitante (situada en una esquina de Tribuna Sol Alta) en el decisivo partido de este mediodía en Son Moix. Serán muy pocos en comparación con los cerca de 20.000 seguidores del Mallorca que se darán cita en el feudo bermellón, pero habla también de la importancia que tiene para el conjunto andaluz el decisivo choque por la permanencia. 

Compartir el artículo

stats