Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Calvià

Reaparece el desmadre: Viejo Magaluf vs Nuevo Magaluf

El Ayuntamiento, aunque preocupado por el inicio de la temporada, confía en las herramientas que otorga el decreto de excesos

EXCESOS EN MAGALUF MAYO DE 2022 EXCESOS EN MAGALUF MAYO DE 2022

Cuando algo no acaba de morir para dar paso a algo nuevo, se produce una transición, un tiempo de evolución (o involución), un tiempo confuso y a veces frustrante, entre dos épocas que se suceden en la historia. En esa fase se encuentra desde hace unos años Magaluf. El viejo Magaluf, el de las borracheras, los accidentes temerarios, las peleas y el desprecio a las normas, se resiste a desaparecer para dar paso al nuevo Magaluf, el de las importantes reformas hoteleras, del embellecimiento de calles, de destacados proyectos de futuro como la remodelación del frente litoral y que es referencia para eventos deportivos (Half Marathon) y culturales (Festival de Literatura Expandida).

¿Se puede ver comprometido ese nuevo Magaluf por la reaparición de excesos y prácticas temerarias, tras los dos años de paréntesis por la pandemia?

Lo cierto es que los primeros pasos que ha dado este año la temporada turística en esta localidad turística parece que se encaminan a un tipo de verano que ya se conoce de sobra.

Sin que el calendario llegue aún a junio, ha habido una víctima por caerse del balcón de un hotel (lo que los hoteleros de la zona niegan que sea balconing al considerarlo como un accidente aislado y no como una práctica de riesgo); otro turista se ha roto el cuello al tirarse a una piscina durante una fiesta en un beach club, y los vecinos y comerciantes han sido testigos de las escenas habituales de desfase en la vía pública.

Nuevo Magaluf Esfuerzo inversor privado y público. JUAN LUIS IGLESIAS

Una imagen-símbolo

Una de esas escenas (ver la imagen adjunta) es un símbolo de ese periodo turbulento de transición, entre lo viejo y lo nuevo. Este mes de mayo, cuatro turistas (dos con el torso desnudo) orinaban tranquilamente en uno de los extremos de la avenida Magaluf, en los alrededores del puesto de la Guardia Civil al lado de Punta Ballena, cerca de donde hay banderolas informativas alertando de multas por orinar y por ir sin camiseta. Una avenida que ha sido una de las grandes actuaciones de embellecimiento realizada por el ayuntamiento de Calvià en los últimos años.

Sin haber llegado aún al punto álgido de la temporada alta, el viejo Magaluf ya ha recibido la atención del foco mediático. Los primeros equipo de televisiones estatales han mostrado escenas de prostitución, peleas, menudeo de drogas… Como es habitual en determinadas coberturas mediáticas, las opiniones vuelan sin mucho fundamento. El viejo Magaluf aguanta bien cualquier exageración. En un debate reciente en Cuatro, un economista decía: «En Magaluf, viven unos 50.000 habitantes [en verdad, la población de todo Calvià es de 50.000 habitantes]. Y el presupuesto en limpieza es de 30 millones [en verdad, el presupuesto de la empresa municipal de limpieza, Calvià 2000, para todo el municipio, asciende en 2022 a 14,6 millones]».

«La oferta llama a la demanda»

«La oferta llama a la demanda», asegura el consultor turístico Antoni Munar. «Si tú cambias y vas transformando, la oferta la demanda irá cambiando. Es evidente. De hecho, hay algunas pruebas. Todo lo que han hecho Meliá y otros hoteleros. Aún queda una oferta que no la desea nadie, porque es la que atrae a este tipo de gente que no queremos», agrega.

«Mientras exista una oferta barriobajera, donde tiene acceso cualquier tipo de persona, vendrá este tipo de gente indeseable que no interesa a nadie"

Antoni Munar - Consultor turístico

decoration

Cuando se le pregunta cuánto durará esta transición, Munar es sincero: «Es difícil responder a esta cuestión». «Mientras exista una oferta barriobajera, donde tiene acceso cualquier tipo de persona, vendrá este tipo de gente indeseable que no interesa a nadie. Allí hay gente que se está beneficiando de esto: bares, restaurantes, supermercados…», argumenta este consultor, quien señala que es posible el cambio, como lo demuestra el caso de Miami South.

«Yo estuve en los noventa. Si tú entrabas allí de noche, había peligro de que no volvieras. Los hoteles estaban que se caían. Era deplorable. La administración dijo: ‘Esto no puede ser’. Se pusieron todos de acuerdo y a través del estilo, el modernismo, reunieron a publicitarios, arquitectos, gente de ideas y dijeron ‘vamos a reconvertir Miami’ y lo lograron. Hubo una reurbanización. No es que resulte imposible de hacer, pero hay que poner a muchas partes de acuerdo», expone.

«La preocupación existe, pero también confiamos en que tenemos la herramienta del decreto de excesos que empezará a aplicarse en su integridad este año"

Nati Francés - Portavoz municipal del ayuntamiento de Calvià

decoration

En el ayuntamiento de Calvià, gobernado por PSOE y Podem-Més, observan con cautela los últimos episodios en Magaluf con vistas a un verano en que se espera una alta ocupación. «La preocupación existe, pero también confiamos en que tenemos la herramienta del decreto de excesos que empezará a aplicarse en su integridad este año, después de los dos años de pandemia», expone la primera teniente de alcalde y portavoz municipal, la socialista Nati Francés. En esa pugna entre el viejo Magaluf y el nuevo Magaluf, Francés no tiene dudas de cuál será el resultado final, por mucho que cueste.

«El cambio es imparable, no va a haber marcha atrás. Vamos a seguir hasta lograrlo. Costará el tiempo que cueste y no vamos a parar. Quien pasea por Magaluf ve los cambios, aunque es verdad que queda una pequeña resistencia de unos cuantos empresarios. Empresarios que se dedican a un negocio de venta de alcohol barato y eso está en la matriz de los problemas», manifiesta la portavoz municipal.

«Como caballos desbocados»

Quien augura un verano especialmente complicado es el presidente de los comerciantes turísticos de Acotur, Pepe Tirado. Señala que, después de dos años sin apenas viajes por la pandemia, los turistas «van a venir como caballos desbocados».

«Ya hay comportamientos incívicos diariamente; sexo en la calle, se mean en la calle, accidentes…», apunta Tirado, quien lamenta que «en todas las esquinas de Magaluf haya un bazar con droga a punta pala», refiriéndose así al «menudeo» que, asegura, llevan a cabo algunos vendedores ambulantes.

«Ya hay comportamientos incívicos diariamente; sexo en la calle, se mean en la calle, accidentes…»

Pepe Tirado - Presidente de Acotur

decoration

Asegura también que, pese a que está prohibido, sigue habiendo pub crawling (esas excursiones organizadas en que grupos de turistas van de bar en bar emborrachándose) y que ha vuelto la prostitución. «Son prostitutas a las que obligan a robar a sus clientes con una violencia desmesurada», apunta. Sobre la prostitución, Francés recuerda que esas mujeres «en situación de explotación sexual» van a esos sitios, porque «hay hombres que se van a emborrachar», y asegura que son víctimas de los proxenetas que «las llevan y las traen».

De nuevo, escenas sexuales en la vía pública.

A diferencia de esas voces que hablan de un verano «desbocado» tras el fin de la crisis sanitaria, el director del hotel Samos de Magaluf, Cristoph Gräwert, no ve que este año sea diferente a otros de la prepandemia. «Lo que he visto de momento es más bien más de lo mismo», apunta Gräwert, quien asegura que los dos últimos trágicos accidentes (el caso mortal de balconing y la caída en la que se rompió el cuello un joven) tampoco se hubiesen evitado con más policía: «Es un problema de mentalidad de la gente».

«Lo que he visto de momento en Magaluf es más bien más de lo mismo»

Christoph Gräwert - Director del Hotel Samos de Magaluf

decoration

Recuerda que Magaluf no sólo existe en verano y que, en otras épocas del año, viene otro tipo de turismo, como el de Imserso a principios de temporada. «¡Hasta se quejan de que todo está demasiado tranquilo!», dice, riendo. Nada que ver con el viejo Magaluf de neones y excesos que se resiste a desaparecer.

Compartir el artículo

stats