Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Reviure Tofla critica que la cementera de Lloseta continúe «operativa»

La plataforma lamenta que esa actividad suponga la «muerte» del entorno de Can Negret

La inauguración de la planta de hidrógeno tuvo lugar el pasado 14 de marzo.

La plataforma cívica Reviure Tofla advirtió ayer de que la cementera de Lloseta «sigue operativa» y señaló que esa actividad no se ha detenido pese a la reciente inauguración de la planta de hidrógeno que sustituye la anterior instalación de la compañía Cemex. 

En un comunicado difundido ayer, Reviure Tofla esgrimió como argumento el contenido del acuerdo de la Comisión Balear de Medio Ambiente, que da autorización ambiental a la cementera de Lloseta «para poder seguir fabricando cemento».

«La cementera, después de tres años sin funcionar, se tendría que desmantelar, pero Cemex volvió a pedir la continuación de su actividad y el Govern le dio el beneplácito», señaló este colectivo ciudadano, que alertó de que esta «cementera operativa y una planta de áridos suponen la destrucción de la cantera de Can Negret, situada en la Serra de Tramuntana».

La plataforma argumentó que el «reinicio de la actividad de la cementera no supone ningún beneficio social ni una propuesta positiva hacia la diversificación económica sostenible de Mallorca». Lamentó igualmente que se utilice un «marketing verde» mientras se sigue fabricando cemento.

Compartir el artículo

stats