Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Definen un protocolo para mejorar el suministro de agua en el Pla

El primer paso del acuerdo entre Abaqua y la Mancomunitat será construir un depósito en Sineu

Joana Maria Pascual y Miquel Mir firman el convenio. | R.F.

La Mancomunitat del Pla da un gran paso para solucionar sus problemas de abastecimiento de agua. Su presidenta Joana Maria Pascual y el conseller de Medio Ambiente, Miquel Mir, firmaron este viernes un protocolo de actuación para mejorar el abastecimiento de agua potable a los 14 municipios mancomunados.

«Es un día importante porque el Pla es una comarca con muchos problemas tanto en calidad como en cantidad de agua. Es una reivindicación histórica y creo que este protocolo es el primer paso para que la solución a estos problemas que llevamos tantos años arrastrando vea un poco la luz», remarcó Pascual. «La firma del protocolo es decisiva para resolver el problema que sufre el Pla porque por primera vez ambas administraciones reconocen sus competencias y asumen la corresponsabilidad a la hora de buscar soluciones y ejecutarlas», reconoció el conseller Mir.

El protocolo tiene una vigencia de cuatro años y busca conectar la red de abastecimiento de agua en alta, que gestiona la Agència Balear de l’Aigua, con las redes municipales en baja, para poder garantizar el suministro de agua potable a los municipios de la Mancomunitat. La primera actuación prevista consiste en la construcción de un depósito de regulación en Sineu, que se encargará de construir la Mancomunitat, y que recibirá agua del depósito de Maria de la Salut a través de una cañería que construirá Abaqua. De hecho, el alcalde de Sineu, Tomeu Mulet, avanzó que los técnicos ya han definido la zona donde se ubicará este depósito que es bajando del Pont de Son Fiol.

Después, remarcó el conseller, «Abaqua y la Mancomunitat establecerán los mecanismos necesarios para trabajar en el futuro suministro de caudal de agua a los municipios del Pla con la firma de los correspondientes convenios de colaboración específicos». De todas formas, Pascual puntualizó que Montuïri, Lloret y Costitx son los municipios que requieren una actuación prioritaria. «En calidad, el municipio que está peor es Ariany pero ya hay instalada la tubería en el pueblo y en cuestión de meses estará solucionado». Por ello, la urgencia, una vez que el depósito de Sineu sea una realidad, está en Montuïri, que requiere del abastecimiento de agua en camiones debido a los graves problemas de suministro que sufre el municipio.

Miquel Mir recordó que Abaqua está ejecutando las obras del futuro ramal de Llevant de la red de abastecimiento en alta que llega hasta Maria. Se prevé que, a partir de 2022, el agua potable llegue a Petra y a Ariany. Además, ya se encuentra en exposición pública el proyecto técnico de conducción de la siguiente fase, que va de Petra en Manacor.

Cabe recordar que el suministro de agua de los municipios del Pla se realiza a partir de las captaciones subterráneas de diferentes lugares de la zona, pero la presencia de niveles de nitratos, cloruros o sodio por encima de los límites normativos sanitarios en alguno de los pozos de captación y los caudales insuficientes para cubrir la demanda comprometen el correcto suministro de agua en municipios como Montuïri, Lloret, Sineu o Vilafranca.

Precisamente, Mir recordó que «a lo largo de las décadas se ha hecho un abuso masivo para dar respuesta a la población de las aguas subterráneas, lo que ha derivado en problemas que sufren los municipios del Pla. «El objetivo de estas estrategias es claro: tener una connotación ambiental positiva centrada en la recuperación de los acuíferos y en mejorar el estado de las aguas subterráneas. No está enfocada a dar respuesta a un crecimiento poblacional futuro», remarcó Mir.

Compartir el artículo

stats