Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Principio de acuerdo a última hora para desconvocar la huelga de basuras

CCOO, patronal y Felib ultimaban una resolución ayer por la noche en la sede de la conselleria de Trabajo que debe ser ratificada por la asamblea del sindicato - Los camiones de recogida no prestaron servicio

Un momento de la reunión mantenida ayer hasta altas horas de la noche. | CAIB

La huelga indefinida del servicio de recogida de basuras y limpieza viaria se inició ayer a las 21 horas en la mayoría de municipios de la isla (todos menos Palma, Calvià, Sóller y Pollença, que prestan el servicio directamente), aunque pasadas las 23,30 horas el sindicato CCOO, la patronal y la Felib alcanzaron un principio de acuerdo que seguían ultimando al cierre de esta edición. Ayer, los camiones de la recogida de basuras no prestaron servicio y en principio tampoco lo harán las brigadas de limpieza viaria hoy a primera hora de la mañana. El acuerdo deberá ser ratificado por la asamblea del sindicato este viernes antes de dar la huelga por desconvocada. UGT se había desmarcado del parón.

Fuentes de CCOO explicaron que la patronal había accedido a mejorar las condiciones salariales de los trabajadores de todas las categorías. También se ha obtenido el compromiso de que los trabajadores de las adjudicatarias a las que les falten entre dos y cinco años para finalizar el contrato se les abonará las subidas salariales con efectos retroactivos cuando se formalice una nueva adjudicación. Por otra parte, se discutieron temas de prevención para instar a las empresas a modernizar las flotas de camiones.

El principio de acuerdo llegó a última hora de una jornada que mantuvo en vilo a los municipios afectados. La federación de municipios lanzó un llamamiento a la desesperada, convocando a unos cuarenta alcaldes y alcaldesas para escenificar la unidad municipal. Su presidente, Antoni Salas, reclamó al citado sindicato que retomara el diálogo para «aprobar el convenio autonómico de la patronal de empresas de recogida de basuras», que «ya podría aplicarse en el ochenta por ciento de los municipios», aseguró. «Nuestra ciudadanía no se merece una huelga como esta», dijo Salas, convencido de que «se ha hecho mucho trabajo productivo para aprobar un convenio autonómico que mejore las condiciones y que está prácticamente cerrado». El presidente de la Felib aseguró que en el plazo máximo de dos meses el documento estará finalizado.

Salas: «La ciudadanía no se merece esta huelga; se ha trabajado mucho para aprobar el convenio autonómico»

decoration

Durante la reunión de alcaldes, la Felib había explicado que el convenio negociado ya podría aplicarse en breve en el ochenta por ciento de los municipios, mientras que en el veinte por ciento restante «habría que mirar caso por caso para superar las dificultades». En este sentido, UGT explicó que para este 20% de contratas, entre las que citó el caso de la Mancomunitat del Raiguer, «se constituirá una comisión compuesta por Felib, patronal y sindicatos para encontrar una solución legal que contemplaría la posibilidad de rescindir las adjudicaciones y aplicar el convenio a corto plazo».

Servicios mínimos

La mayoría de ayuntamientos afectados negociaron servicios mínimos que se habían establecido para minimizar los efectos de la huelga. En el caso del ayuntamiento de Manacor, se mantendría la recogida puerta a puerta con excepciones, ya que no se recogería la fracción de vidrio los lunes, pero sí la de envases.

El ayuntamiento de Marratxí explicó ayer que ya había alcanzado un acuerdo con la plantilla a principios de año que contemplase las reivindicaciones salariales y añadió que el seguimiento de la huelga en el municipio se haría por «solidaridad» con los trabajadores que permanecen sin acuerdo.

La mayoría de municipios instaron a los vecinos a reducir al máximo la producción de residuos y a guardar en casa las fracciones menos olorosas. Asimismo, solicitaron que, en caso de que no funcionasen los servicios mínimos, volviesen a entrar las bolsas de residuos en los domicilios. Algunos pueblos, como Sineu, prohíben la utilización de las papeleras como contenedores bajo la amenaza de sanciones.

Compartir el artículo

stats