Día del Periodista 50% DTO. Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

SANIDAD

Los médicos abandonan la sanidad pública de Baleares para fichar por la privada

El sindicato médico revela que desde comienzos del año pasado se han dado de baja no menos de 84 facultativos de hospitales de Mallorca

Las reivindicaciones de los médicos se están haciendo cada vez más acuciantes. GUILLEM BOSCH

El sindicato médico de Balears (Simebal) denuncia que de un tiempo a esta parte se está produciendo un trasvase de médicos especialistas que trabajaban en los hospitales públicos de estas islas hacia la sanidad privada.

Según un estudio que ha realizado este sindicato recientemente, no menos de 90 médicos especialistas habrían dejado el Servei de Salut desde comienzos del año pasado a esta parte y 84 de ellos trabajaban en hospitales públicos de Mallorca.

Su presidente, Miguel Lázaro, tiene claros los motivos. «Les están ofreciendo mejores salarios y mejores condiciones laborales con las que pueden conciliar mejor», sostiene aparte de subrayar que muchos de ellos estarían hartos del elevado número de guardias que tienen que realizar para paliar el déficit de compañeros actual para cubrir bajas y permisos.

No todos ellos se habrían ido a la sanidad privada, matiza Lázaro anticipando la respuesta del Servei de Salut aunque subrayando que sí se han decantado por las clínicas privadas un buen número de ellos. «Algunos compañeros pueden haber optado por irse a países europeos de nuestro entorno con unas condiciones económicas y laborales infinitamente mejores. Y otros pueden haber retornado a sus comunidades de origen», concede.

Relato de ficción sanitaria

Lo que no compra de ninguna manera este líder sindical es lo que define como «un relato de ficción sanitaria» aludiendo a los mensajes que intenta trasmitir la consellera Patricia Gómez en sede parlamentaria.

«Hace un surf sanitario por la superficie, sin inmersión, y ofrece un relato no respaldado por los datos de las listas de espera, de la falta de médicos...», critica. También lamenta el líder sindical de los médicos la creciente descapitalización de la sanidad pública de la mano de las derivaciones de sus pacientes a las clínicas privadas para reducir las listas de espera.

Cómo se recordará, a partir del próximo día 15 el Servei de Salut comenzará a derivar hasta 900 pacientes al mes a especialistas de la sanidad privada para reducir los tiempos de espera que se acumulan en el apartado de las consultas externas. Por estas derivaciones, IB-Salut tiene previsto abonar al sector sanitario privado inicialmente 12,6 millones de euros, cantidad que en caso de prorrogarse el concierto un año más se incrementaría hasta los 27 millones.

Un dinero que no es descabellado pensar que estas empresas privadas estén utilizando para fichar a los médicos descontentos con su situación laboral en el Servei de Salut, apunta Lázaro.

Respecto a los médicos especialistas que se han dado de baja en la sanidad pública en estos dos últimos ejercicios son, por gerencias hospitalarias, los siguientes: 37 en Son Espases, 33 en Son Llàtzer, 8 en el comarcal de Inca y 6 en el de Manacor, según las cifras facilitadas por Simebal.

Por especialidades, llama la atención las bajas de diez anestesiólogos, 4 en Son Espases y 6 en Son Llàtzer, del mismo número de traumatólogos o de los cuatro intensivistas que también habrían colgado la bata, alguno de ellos de manera definitiva después de vivir en el infierno en que se convirtieron las UCI con la covid.

Compartir el artículo

stats