Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

SANIDAD

El domingo no había una sola cama de UCI para covid-19 en toda Mallorca

El 061 aplicó el protocolo y derivó a un paciente que precisaba ser intubado y para el que no halló plaza a su hospital de Son Llàtzer

Una imagen de archivo de un paciente con covid-19 siendo atendido en la UCI de Son Llàtzer.

Un mensaje lanzado desde la central de coordinación del servicio de emergencias del 061 el pasado domingo lamentaba que tenían a un paciente positivo de covid con insuficiencia respiratoria y que precisaba de intubación y cama de UCI y alertaba de que no podían derivarlo a ninguna unidad de críticos porque «no había una sola cama de UCI para covid positivo en toda Mallorca, ni en los hospitales públicos ni en las clínicas privadas».

Desde la central del 061, siguiendo el protocolo establecido en estos casos, se decidió derivar al paciente a su hospital de referencia, Son Llàtzer, donde los responsables de las emergencias sanitarias no las tenían todas consigo sobre dónde iba a poder ser ubicado cómo iba a ser hospitalizado y atendido. «Tendrán que hacer encaje de bolillos», se encomendaron desde la central de emergencias sanitarias.

La jefa de la UCI del hospital que atiende a la población del Migjorn de la isla, Gemma Rialp, que precisamente se encontraba de guardia el pasado domingo, confirmó este extremo.

«Se trataba de un paciente que fue atendido domiciliariamente y se encontraba ya en la ambulancia pero no había cama de UCI a la que trasladarlo y, como era nuestro, nos lo trajeron aquí», corroboró la doctora Rialp.

La intensivista jefe explicó que están al cien por cien y que ayer mismo (por el lunes) habilitaron dos camas más de críticos en un quirófano. Explicó su forma de actuar, común a todas las UCI de los hospitales públicos, y que consiste en delimitar y diferenciar las UCI "limpias" que acogen a los pacientes graves para las que fueron diseñadas de las zonas en las que se ingresan a los afectados por la enfermedad contagiosa respiratoria.

«Al cien por cien»

«Nuestras 20 camas de UCI están completamente ocupadas por pacientes covid-19, al cien por cien. Luego tenemos seis camas más de la Unidad de Recuperación Postanestésica (URPA) y dos que hemos montado esta misma mañana en un quirófano para pacientes no covid para contar con un total de 8 camas que también están ocupadas», radiografió la situación de su unidad a día de ayer.

La jefa de la UCI de Son Llàtzer seguía preguntándose cómo en la actual situación en las que las unidades de críticos están ya muy tensionadas sigue habiendo personas reacias a vacunarse.

«La mayor parte de los pacientes que están en la UCI, más del 75%, son personas sin vacunar. Por eso no entiendo su postura y las peregrinas excusas que ponen para no vacunarse. Los enfermos vacunados que llegan a nuestra unidad suelen tener las defensas muy bajas por algún cáncer o tienen enfermedades asociadas que los hacen más débiles frente a la covid-19», diferenció la intensivista.

Lo que no conseguía entender esta profesional es porque, en los partes diarios que ofrece la conselleria de Salud, se habla (ayer mismo sin ir más lejos) de una ocupación covid de las UCI del 27% cuando en realidad sus camas de críticos para esta patología están ocupadas al cien por cien. Y que pese a este tranquilizador porcentaje, se hable de un «riesgo muy alto» asistencial.

Desde el Servei de Salut explicaron que los porcentajes de ocupación covid se realizan con los datos de pacientes diarios con la enfermedad pandémica en esas unidades sobre el total de camas de UCI de las que podría llegar a disponer esta comunidad autónoma apelando tanto a los recursos sanitarios públicos como privados: 341.

Un día complicado

Sobre los hechos que confluyeron el pasado domingo para que una reguladora del 061 manifestase que no había ni una cama de UCI para covid-19 en toda Mallorca, el Servei de Salut se limitó a señalar que «fue un día especialmente complicado en el que se produjeron hasta cuatro ingresos de pacientes en UCI, todos ellos tras haber sufrido infartos».

Sobre la situación a día de ayer de las camas de UCI de las Islas reservadas para la covid-19, el IB-Salut rebatía el mensaje de su central de emergencias sanitarias y señalaba que, a las ocho de la mañana de ayer, contaba con 55 camas de críticos libres y dispuestas para acoger a pacientes graves con SARS CoV-2.

Así, detallaron que Son Espases tenía 32 camas de UCI covid ocupadas y seis libres; Son Llàtzer, que tan solo unas horas antes no tenía plaza para el enfermo al que alude esta información, disponía de una cama libre y las otras 20 ocupadas; en los comarcales de Inca y Manacor era imposible hallar una plaza de críticos covid, mientras que en el Mateu Orfila se disponía de tan solo una plaza y en Can Misses de 6, siempre según las cifras facilitadas por el Servei de Salut.

Con respecto a la sanidad privada, el IB-salut aseguró que ayer tenía18 camas de UCI ocupadas por pacientes covid y 41 libres.

Con este volumen de camas de UCI libres y reservadas para enfermos con la patología pandémica, resulta difícil comprender por qué desde el 061 se decidió enviar a un paciente crítico con esta enfermedad a su centro de referencia que, además, es de los más saturados, al no encontrar camas en ningún otro lugar.

Compartir el artículo

stats