Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Música
Entrevista

Eddie Piller, Dj internacional: "Los mods siguen vivos"

El responsable del sello Acid Jazz y coorganizador del festival The Modcast, que por primera vez se celebra en Mallorca, comparte sus conocimientos sobre la subcultura mod y su evolución en el tiempo

EDDIE PILLER MANU MIELNIEZUK

Algunos dicen que todo lo que toca se convierte en oro. Será por trabajar con nombres como Jamiroquai o James Taylor Quartet, fichajes que lanzarían su carrera como uno de los productores más influyentes de la escena londinense. Lo que sí se sabe es que su corazón de vinilo y scooters italianas ha marcado una carrera que se resume en una sola palabra: "mod". Escritor, productor, Dj y locutor de radio, Eddie Piller lleva unos días haciendo bailar toda la noche a los asistentes del festival The Modcast en el hotel La Concha Soul de Peguera.

Algunos le llaman “la enciclopedia del mundo mod”, ¿nos puede dar una definición de 'mod'?

La escena mod es un encuentro entre estética, moda, ideas y música desde jazz modernista, hasta funk o soul. Todo esto mezclado con las tendencias que surgieron a finales de los 60 con las influencias italianas de las scooters, las vespas y los vinilos. El mod es el concepto más difícil de definir. 

¿Influencias italianas en Reino Unido?

No solo italianas; también llegaron ideas de Estados Unidos y otras partes de mundo. Los jóvenes ingleses empezaron a copiar lo que veían en las portadas de los discos e inventaron un nuevo estilo. Sobre todo surgió en el Soho, una zona ecléctica de Londres, donde estas ideas colisionaron.

Han pasado muchos años, ¿siguen existiendo los mods? ¿Cómo se han ido adaptando a lo largo de las generaciones?

“Mod” es una idea generacional. Cada generación tiene un nuevo concepto para esta palabra. La primera ola, a finales de los 60, tiraba más por el jazz modernista. La segunda ola surgió alrededor de 1979 y la tercera llegó en los 80 con bandas underground formadas por chicos muy jóvenes de 15 y 16 años. En España, por esa época, también existían pequeñas bandas de mods como Los Elegantes. Después de eso, hemos reconocido el estilo mod en grupos como Oasis o Artic Monkeys. Cada generación ha experimentado las influencias de la escena mod a su manera. 

Cada generación ha experimentado las influencias de la escena mod a su manera

decoration

¿Cómo se está comunicando la cultura mod a los jóvenes de hoy en día?

Pasados los 60 se pensaba que los mods desaparecerían. Surgió el britpop (un subgénero de rock alternativo) como suerte de renacimiento pero nunca se sabe qué va a pasar en un futuro. Por ello creo que mientras la gente siga tocando música el movimiento seguirá existiendo. Porque al fin y al cabo la música es atemporal. Siguen existiendo muchos grupos mods de jóvenes y las bandas más veteranas siguen vendiendo todas las entradas de sus conciertos. Hay revistas, páginas web, clubs… Una infinidad de maravillosos lenguajes

Eddie Piller, en el Hotel La Concha Soul de Peguera, uno de los escenarios del festival The Modcast MANU MIELNIEZUK

Usted realiza, además, un gran trabajo de preservación y divulgación de esta subcultura.

Efectivamente. Colaboro regularmente con la BBC y tengo una gran publicación que verá la luz a finales de este año. También trabajo mucho en mi sello discográfico Acid Jazz y pincho en un lugar del mundo diferente cada fin de semana.

Mientras la gente siga tocando música el movimiento seguirá existiendo

decoration

Se está realizando en la isla el festival tributo The Modcast a todo este movimiento del cual es coorganizador y cabeza de cartel. ¿Cómo se está recibiendo en Mallorca la escena mod?

Algunos días tenemos hasta 150 asistentes diarios. Los mods siguen vivos y nos gustaría volver el año que viene. El hotel, La Concha Soul, es fantástico y está ambientado en todo lo que estamos hablando. En mi trayectoria de 35 años como Dj internacional he pasado por las islas en múltiples ocasiones: he pinchado en el Modified Festival de Ibiza que se lleva celebrando desde hace 10 años y creímos que Mallorca sería muy buen destino para expandir nuestro propio festival. Hemos traído a Djs de seis países diferentes, como los mallorquines Sebas Avilés y Albert Petit, que pinchan desde R&B de los 60 hasta funk. Cada día es diferente.

En esos 35 años seguro que no ha vivido nada parecido al coronavirus, ¿cómo ha vivido el parón y la vuelta a los escenarios?

Han sido tiempos muy difíciles para la industria musical. Estuve sin poder trabajar 18 meses. De todas formas, me concentré en trabajar en mis dos libros publicados y en mi programa de radio semanal en Totally Wired Radio. Es una estación internacional con presencia en el 92% de los países del mundo que mientras el mundo estaba confinado hice seguir funcionando, aunque tuviera que hacerlo yo solo porque los colaboradores no podían ir hasta el estudio. 

Compartir el artículo

stats