Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La playa de Magaluf por la noche, "zona cero"

El concesionario del arenal anexo a Punta Ballena relata los perjuicios de las noches de botellones por el cierre temprano de locales

La energía no se crea ni se destruye. Se transforma. Con la energía festiva pasa lo mismo. No se elimina. No desaparece. Sólo se transforma, cambiándose de sitio. Y eso lo sabe bien el concesionario de la playa de Magaluf, Carlos Comino, quien reconoce: «Soy consciente de lo que me toca. ¡Estoy en la zona cero!».

Para él, los desmanes nocturnos no son una novedad (la playa está al lado de Punta Ballena), pero estos días clama contra la proliferación de botellones que se han organizado en el arenal, después del cierre temprano de los locales de ocio al que obligan las medidas sanitarias contra la pandemia. Para centenares de jóvenes (no sólo turistas, sino también locales), la fiesta debe continuar, por mucho que haya restricciones sanitarias.

Compartir el artículo

stats