Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Custo Barcelona: "50 desfiles en Nueva York es un logro a la constancia"

El incombustible diseñador catalán se ha coronado este domingo con una propuesta sensual y arriesgada para la próxima primavera, en la plataforma norteamericana en la que triunfa desde 1997

Custo Dalmau, saluda junto a Águeda López (izquierda), la mujer de Luis Fonsi, y otra modelo, al final de su desfile en Nueva York.

50 desfiles. Ahí es nada. Hace 25 años que Ángel Custodio Dalmau Salmons, más conocido como Custo Barcelona (Tremp; Lleida, 1959), pisó por primera vez la pasarela de la entonces emergente New York Fashion Week (NYFW), que empezaba a despuntar frente a citas referentes como París y Milán. Entonces ya consiguió su primer hito como diseñador: ser el único europeo invitado por la organización a compartir espacio con otras 39 firmas norteamericanas que pusieron los cimientos de la que hoy es cita ineludible para toda la industria.

Aquel histórico desfile y la página que el 'New York Times' dedicó a la 'customanía' marcaron el destino de la firma para siempre.

Premio a la constancia

"Cincuenta desfiles fuera de casa, y en Nueva York, es un logro de la constancia", subraya a este diario el diseñador que lleva 42 años de carrera a sus espaldas, y marcando la moda con un estilo inconfundible. "Ha sido un largo y muy emocionante viaje del que solo tenemos buenísimos recuerdos", explica el modisto, cuyas rompedoras y coloridas camisetas conquistaron el mercado estadounidense cuando los estilistas de series de televisión como 'Friends' o 'Sexo en Nueva York' empezaron a vestir a sus famosos con ellas.

Desde entonces, el mercado estadounidense ha seguido siendo su mercado principal, por delante incluso del europeo, donde también ha cosechado grandes éxitos.

"Nueva York aporta la proyección internacional del proyecto y es nuestra segunda casa", reconoce el diseñador, eternamente agradecido a la ciudad de los rascacielos: "El conocimiento de la firma nace allí. Le debemos mucho a Nueva York".

Vuelta tras la pandemia

El pasado mes de febrero Custo Barcelona volvió a Nueva York después de ausentarse dos años debido a la pandemia con una colección atrevida que invitaba a "encender la luz" e ir "a por todas con la moda". Reunió a 600 incondicionales, bajo los focos y el ambiente "disco" del salón de baile Ziegfeld Ballroom, en el centro de Manhattan. Unas 40 piezas de tejidos brillantes, irisados y reflectantes combinados en 'patchwork' y superposiciones que dejaban a la vista la piel.

Aunque ha desfilado en "muchísimas pasarelas de todo el mundo en todos estos años", dice, desde Sao Paulo a Moscú, pasando por Berlín, Londres o Shanghái, y cada una de ellas tiene su propia personalidad y aporta visibilidad en diferentes mercados, asegura que "la proyección global de una plataforma como Nueva York es difícil de encontrar".

Mucho ha llovido desde ese 1997. Desde desfiles que casi no llegan a celebrarse ante la amenaza de cancelación de los bomberos de Nueva York por exceso de aforo, los que milagrosamente tuvieron lugar en medio de tormentas de nieve históricas, hasta el que nunca llegó a celebrarse un tristísimo 11 de septiembre de 2001.

"Siempre nos hemos sentido muy bien acogidos en la ciudad. Además tenemos un público muy fiel en EEUU. Ha sido un trabajo de ir sumando poco a poco. Es un cliente muy fiel y que nos valoran muchísimo", asegura el diseñador, cuyo entusiasmo sigue a tope, como el primer día.

Segura y arriesgada

Para este desfile tan redondo y tan especial, Custo Barcelona ha presentado 'Sun o’clock' (cita con el sol), una colección para la próxima primavera-verano dedicada a la imaginación, con un innovador patronaje y una arriesgada selección de materiales. Un trabajo inspirado en la seguridad de una mujer que es ella misma y que quiere vestir arriesgando. Geometrías y aberturas confirman una nueva arquitectura para una mujer Custo que se vive y se disfruta.

Las piezas clave de esta nueva colección son los vestidos, desde los micro -de patronaje minimalista con aberturas de formas geométricas- hasta los maxi vestidos de patronaje alargado y de tejidos de jacquard con macro geometrías. Sobre la pasarela, la modelo Águeda López, mujer del cantante Luis Fonsi, ha brillado especialmente con las propuestas del modisto catalán.

Piedras preciosas

Los cortes, las bandas posicionadas horizontalmente y las piezas coloristas tejidas en base de jacquard se mezclan entre sí y conforman prendas en colores vibrantes inspirados en la belleza y riqueza cromática de las piedras preciosas (verde esmeralda, azul zafiro, naranja topacio, morado amatista y negro ónix) aplicados de forma monocolor o mezclados en nuevas combinaciones.

Custo también hace suya la tendencia de usar los bañadores y 'bodies' como piezas válidas para todas las ocasiones y destacan por sus cortes y por la combinación de jacquards, bandas tejidas con hilos gruesos recreando formas geométricas y las pasamanerías con logo.

Otra de las propuestas de 'Sun o'clock' son los pantalones macro 'oversize', en jacquards multicolores con dibujos de listados con mezclas inusuales de diferentes geometrías y combinados con microtops.

Compartir el artículo

stats