Suscríbete

Caso Abierto - Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Narcotráfico

Juicio por el narcosubmarino: uno de los acusados reconoce que otro de ellos le ofreció "realizar una descarga" de droga

Rodrigo Hermida también insiste en que acudió a la playa de Foxos (Pontevedra) a la que llegó el sumergible por orden de Iago Serantes para "ayudar" a su amigo común Agustín, que iba en la embarcación

Los acusados, durante una de las sesiones celebradas en Pontevedra estos días.

Cuarta sesión del juicio por el narcosubmarino hundido con 3.000 kilos de cocaína en la playa de Aldán (Pontevedra) y de nuevo con declaraciones que serán clave para la resolución del caso. Ante el tribunal testificaron Iago Serantes, quien ya había sido interrogado ayer; Iago Rego; el padre del primero, Enrique Carlos Serantes y por último Rodrigo Hermida, quien dejó una declaración bastante comprometedora para Iago Serantes, acusado por el fiscal de intentar coordinar desde tierra la descarga de al menos parte de la droga en contacto con Agustín Álvarez, a bordo del semisumergible.

Y es que Rodrigo Hermida, como ya había ocurrido en sede policial y judicial, volvió a asegurar que fue Iago Serantes (ambos amigos entre ellos y también de Agustín Álvarez, quien reconoció tripular el semisumergible con otros dos ciudadanos ecuatorianos) quien le ofreció el jueves 21 de noviembre de 2019 (cuatro días antes del hallazgo del semisumergible en la madrugada del domingo 24) participar "en una descarga de droga" en "una playa a unos 20 minutos de Vigo".

También reconoció que le ofrecieron una ganancia de entre "15.000 y 20.000 euros" para los participantes en la operación, pero que el lo rechazó

decoration

También aseguró que le ofreció entre "15.000 y 20.000 euros" que él entendió que sería la ganancia que obtendría todo el grupo si la operación salía adelante. El acusado aseguró al tribunal que en ese momento, Serantes le ocultó (o cuando menos no le informó) de que fuese su también amigo Agustín quien estuviera relacionado con la descarga o que pudiera estar a bordo de una embarcación con droga o en algún tipo de peligro. Rodrigo Hermida dijo que rechazó tal ofrecimiento. Luego le comentaron que la "descarga", que sería el viernes 22, "se había cancelado".

Dice fue Serantes quien le pidió que en la noche del sábado 23 se acercase a Foxos para llevar ropa y comida para ayudar a Agustín, que estaba en peligro, y que el fue porque le dijeron que el barco se había hundido y por lo tanto, "la droga ya no existía"

decoration

Hermida asegura que fue el sábado 23 cuando volvió a tener contacto con Serantes. Afirma que este le llamó para contarle que era Agustín quien estaba involucrado en la operación de descarga de droga de la que le había hablado, que estaba en un barco y que necesitaba ayuda, dado que el buque se había hundido. Declaró que fue Serantes, que ya estaba de vuelta en Mallorca, le pidió que fuese él quien se acercase a la playa de Foxos con el coche y las luces encendidas hacia el mar, "haciendo ráfagas" de vez en cuando para ayudar a Agustín. El afirmó que accedió a ir porque "me dijeron que la descarga de droga se había cancelado, que el barco se había hundido y que por lo tanto la droga ya no existía, por lo que yo solo iba a auxiliar a un amigo, a sacarlo del mar". Fue a él a quien identificó la Guardia Civil en Foxos, con tres bolsas de ropa deportiva y barritas energéticas en el coche, minutos antes de que descubriesen a los tres tripulantes del narcosubmarino. Reconoció que mintió a los agentes "para no perjudicar a Agustín" a quienes dijo que estaba allí porque había discutido con su novia y lo dejaron ir.

Esta mañana también declararon el padre de Iago Serantes, Enrique Carlos, quien niega cualquier relación con los hechos aunque se negó a responder al fiscal sobre los mensajes de whatsapp que se intercambió con su hijo a lo largo de esos días. Sí respondió a algunas de estas preguntas a su abogado insistiendo en que estos mensajes se trataban de "bromas" con su hijo al sospechar que Agustín, su amigo, pudiera estar mezclado en algo turbio relacionado con el tráfico de drogas, aunque sin saber exactamente en qué andaba metido. En cuanto al "giro" de dinero que su hijo le promete hacer para que se vaya de viaje "cuando le paguen", es la devolución de un dinero que el le había dejado a Iago para poder volver a Mallorca. No aclaró -al fiscal no le contestó y su abogado no se refirió a este mensaje-, quien era el "Negro" al que se referían en los mensajes y que pudo ser quien gestionase el repostaje del submarino con gasolina en alta mar.

Iago Rego respondió a todas las preguntas del fiscal y reconoció que, cuando las gestiones para ayudar a Agustín comenzaron a plantearle dudas, me "me enfadé con Serantes y le dije que algo me huele mal, yo aquí no me quedo ni un minuto más y me fui"

decoration

También prestó declaración Iago Rego, nacido en Vigo pero residente en Lleida, quien se puso a disposición del fiscal y respondió con contundencia y claridad a todo lo que se le preguntó: Insistió en que su única implicación en este caso fue por una llamada de su amigo Iago Serantes diciéndole que Agustín necesitaba ayuda con un camión o una furgoneta en Vigo, que desconocía para qué lo necesitaba, y que lo único que hizo fue contactar con un amigo suyo que sabía que tenía camiones para preguntarle por la disponibilidad de los mismos. También reconoció que acudió con Serantes a preguntar a otro conocido por la disponibilidad de una embarcación para ayudar a Agustín, pero que fue entonces cuando, tras reflexionar, "me enfadé con Iago Serantes, y me puse serio", le dije que "yo no sé de que va todo este lío pero me huele muy mal, no me quedo ni un minuto más aquí" y se fue, regresando a Lleida, en donde tiene un negocio y una familia. Asegura que en ningún momento tuvo contacto con Agustín Álvarez o el resto de los acusados, salvo con el padre de Serantes, brevemente, para desayunar. Reiteró que en todo momento "desconocía su ubicación (la de de Agustín) para que necesitaba la ropa y la comida y para qué la necesitaba", explicó Rego.

El juicio continuará mañana con la exposición de sus conclusiones definitivas por parte de la Fiscalía y las defensas y la lectura de los informes, quedando el juicio visto para sentencia.

Compartir el artículo

stats