"Nos han dicho que la zona de abajo de la bodega está calcinada e inundada. Tendremos que estar otro día más en Valencia, como mínimo", lamenta Adolfo, un camionero que viajaba en el ferri incendiado el pasado lunes de madrugada cuando navegaba hacia Palma. Los afectados siguen a la espera de conocer si sus automóviles están afectados por el siniestro y cuantificar las pérdidas. "Los seguros no se van a hacer cargo de los daños salvo que estén a todo riesgo", afirma con pesar este afectado.

Adolfo llevaba un camión cargado de comida en el Tenacia, el ferri de la naviera italiana GNV del que fueron rescatados anteayer 350 pasajeros por el incendio. "La carga se ha perdido seguro, pero todavía no sé como está el camión", ha explicado con inquietud este mediodía. "Han confirmado que nos quedaremos una noche adicional. La compañía de seguros no ha podido subir a bordo para tomar fotografías o realizar una evaluación", explica el camionero.

Zona insegura

Por su parte, la empresa ha remitido hoy un mensaje a los perjudicados, en los que sostiene que "algunas partes del buque Tenacia aun no son accesibles de forma segura". "Estamos trabajando para garantizar su estancia en el hotel. Le agradecemos su paciencia y comprension", ha explicado GNV.

El buque zarpó de Valencia el domingo por la noche y sufrió un incendio en la sala de máquinas alrededor de las dos y cuarto de la madrugada del lunes, cuando se encontraba a unas 22 millas de Ibiza y a 53 del extremo oeste de Mallorca.