Suscríbete

Caso Abierto - Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Semana negra | El comisario Espino se despide entre amigos

El comisario Gonzalo Espino se retira. Lorenzo Marina

Que una delegada del Gobierno hable bien del jefe de Policía entra dentro de lo normal. Que lo haga también un responsable sindical ya es un poco más raro. Es lo que ocurrió el jueves en la comida de despedida de Gonzalo Espino, que apura sus últimos días como jefe superior de Policía de Balears. La multitudinaria celebración congregó a representantes de la política, las instituciones y la sociedad civil balear, y sirvió para calibrar también reconocimiento con el que se marcha. El comisario José Antonio Puebla, antiguo número 3 de la Jefatura y en la actualidad miembro del equipo asesor del ministro del Interior, se desplazó expresamente a Mallorca para asistir al homenaje. Entre los asistentes, la comisaria de la Policía Local de Palma Antonia Barceló, que recordó los operativos conjuntos de los dos cuerpos y agradeció su espíritu de colaboración, y el coronel de la Guardia Civil, Alejandro Hernández, que se llevó la puyita de la tarde, cuando Espino le invitó a la próxima celebración del 200 aniversario de la creación de la Policía del Reino. Espino no se olvidó de dos de sus compañeros de caminatas por Palma, el exjefe Elicio Amez y el secretario de Delegación del Gobierno, Ramón Morey. Y finalizó con una mención muy especial a su mujer, Mayte, con quien se va a quedar a vivir en Mallorca. 

El ascensor de los juzgados vuelve a jugar una mala pasada

El ascensor de los Juzgados de Vía Alemania jugó una mala pasada el pasado miércoles. Una persona quedó atrapada en el interior, la puerta no se abría y el elevador hacía caso omiso a los piso marcados en el panel. A continuación el afectado tocó la alarma y empezó a aporrear la puerta mientras preguntaba: «¿Me pueden abrir?». La única solución que se encontró fue por medio de la acción conjunta desde el interior y el exterior. Mientras que el aprisionado hizo fuerza para abrir la puerta, un funcionario se sumó a la tarea desde el exterior. Los vigilantes de seguridad y agentes de la Policía Nacional también acudieron al lugar. Para que nadie volviera a quedar encerrado, colocaron una papelera en la puerta hasta que lo arreglaran. 

Un ‘firmador’ automático para la comparecencia judicial

Que la tecnología llega a todos los rincones es un hecho. Una de estas últimas aplicaciones en el ámbito judicial puede acabar con un colapso habitual que se repite cada 15 días en el juzgado de guardia: los encausados que tienen que firmar para acreditar su comparecencia ante el juez. El funcionario, en este caso, ha sido reemplazado por una máquina. El procesado solo tiene que pasar su carné de identidad o pasaporte por un lector y el dispositivo lo registra de manera automática. No obstante lo imprescindible del personal de los juzgados queda en evidencia. La inmensa mayoría prefiere ir todavía a firmar de manera tradicional delante del funcionario de turno antes que ser acusados de un presunto delito de quebrantamiento de medida cautelar, que podría derivar en su ingreso en prisión.

Complicado rescate de un gato en el interior de un coche en Palma.

Complicado rescate de un gato en el interior de un coche en Palma. DM

Suerte dispar de dos animales rescatados por los Bombers

El sábado de la semana pasada los Bombers de Palma rescataron a dos animales que se habían metido en líos. En la calle General Ricardo Ortega sacaron a un gatito de los bajos de un coche, y en la calle Llaüt a un perro pequeño que había acabado (no pregunten cómo) en el interior de un falso techo. Los dos animales estaban bien, aunque sus historias tuvieron un final diferente. Mientras el dueño del perro se lo llevó a su casa, el gatito tuvo que ser trasladado al centro de acogida de Son Reus.

Complicado rescate de un gato en el interior de un coche en Palma.

Complicado rescate de un gato en el interior de un coche en Palma. DM

Compartir el artículo

stats