Suscríbete

Caso Abierto - Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Semana Negra

Semana Negra | Una semana de celebraciones policiales

El oficial de la Policía Local Joan Lluís Sánchez, con sus dos nietos. X.P.

El jefe superior de Policía, Gonzalo Espino, apura su último mes en el puesto antes de retirarse, y ha aprovechado una semana de celebraciones para despedirse de los numerosos amigos que deja en las Fuerzas de Seguridad. El miércoles aguantó firme la insolación que se llevaron las decenas de invitados al aniversario de la fundación de la Guardia Civil en el patio de la Comandancia de Palma. El más listo aquí fue el fiscal jefe, Bartomeu Barceló, que durante los últimos años se ha aficionado a los sombreros y para la ocasión se encasquetó un panamá blanco que aportaba un toque de distinción entre los tricornios. Y el viernes se celebró la Diada de la Policía Local de Palma en un Palacio de Congresos con el aire acondicionado a tope, con lo que alguno debió salir con un resfriado. El acto tuvo momentos muy emotivos, como el reencuentro de un policía que en 1991 había salvado a una niña herida en un accidente de ascensor con la víctima, que pudo agradecerle su actuación 32 años después. También hubo un recuerdo para Biel Llull y Carlos Pons, dos agentes fallecidos que este año hubieran cumplido 30 años en el cuerpo. Pero la palma se la llevó el oficial Joan Lluís Sánchez, el Súper, retirado a causa de una enfermedad, que recibió la medalla de oro al mérito policial con todo el auditorio en pie para aplaudirle mientras se oían los gritos: «¡Súper, Súper!».

Revuelta de piolines contra el presidente del Gobierno

Las palabras del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Congreso refiriéndose como «piolines» a los agentes que fueron enviados a Cataluña para impedir el referéndum del 1-O han levantado ampollas también en Mallorca. Muchos policías y guardias civiles han colgado en sus estados de WhatsApp imágenes del famoso canario de dibujos animados con variopintas proclamas. «Presidente, aquí uno más orgulloso de ser un Piolín», es lo más suave que le dedican.

Un equipo de Protección Civil atiende a un motorista herido 

Un equipo de Protección Civil de Palma que el sábado de la pasada semana había participado en un dispositivo de prevención en una prueba deportiva en el Germans Escales se encontró con un motorista que acababa de sufrir un accidente el la Carretera Vieja de Sineu. La víctima, un hombre de 61 años, estaba tendido sobre la calzada y tenía una herida muy fea en el brazo. Los voluntarios prestaron los primeros auxilios al herido, al que mantuvieron inmovilizado, y regularon el tráfico hasta la llegada de la Policía y la ambulancia. Todo un ejemplo de servicio altruista.

Compartir el artículo

stats