La Guardia Civil, con la colaboración de la Policía Local de Llucmajor, detuvo ayer por la tarde a trece turistas alemanes como presuntos autores de un incendio que destruyó la terraza superior de un bar de la calle Berga, en s’Arenal de Llucmajor. El fuego provocó grandes daños y dos personas, una de ellas una niña, resultaron heridas. Un testigo informó a los investigadores que había visto a un grupo de turistas, que estaba de fiesta en una habitación de un hotel contiguo al inmueble quemado, que tiraban alcohol y colillas sobre el tejado de cañizo del bar.

El fuego, según informan los organismos de emergencia, comenzó sobre las tres de la tarde, en la parte superior del bar Cupido, un local muy conocido de s’Arenal de Llucmajor, aunque la terraza pertenece al local contiguo, denominado Why Not. El Cupido estaba cerrado en ese momento y en la terraza no había nadie. Las llamas se extendieron muy rápidamente por el tejado de cañizo de la terraza y alcanzaron grandes proporciones.

Dotaciones de los Bombers de Mallorca y de Palma acudieron al lugar con urgencia y trabajaron durante cerca de dos horas para extinguir las llamas. El fuego destruyó totalmente la terraza y causó grandes desperfectos en los dos bares y en el hotel situado en el otro lado, cuyos clientes tuvieron que ser desalojados. 

Patrullas de la Policía Local de Llucmajor establecieron un perímetro de seguridad alrededor del incendio y regularon el tráfico para facilitar el trabajo de los bomberos.

En los momentos iniciales del incendio resultaron heridas dos personas, un ciudadano senegalés que sufrió una intoxicación por inhalación de humo, y una niña, que sufrió un corte en un pie. Los dos fueron atendidos por las dotaciones de ambulancias, aunque en ambos casos se trataba de lesiones leves.

El incendio provocó una gran alarma en la zona, ya que la enorme columna de humo que desprendía era visible desde gran distancia.

Posted by Protecció Civil Llucmajor on Friday, May 20, 2022

Una vez sofocado el fuego, la Guardia Civil inició una investigación para tratar de determinar sus causas. Los agentes localizaron a un testigo, residente en una vivienda cercana, que manifestó que había visto que en uno de los balcones del hotel contiguo había un grupo de jóvenes celebrando una fiesta, y que habían arrojado alcohol y colillas sobre el tejado que se incendió.

Los agentes identificaron a las personas que presumiblemente se encontraban en el balcón desde el que se arrojaron las colillas y, con la colaboración de la Policía Local de Llucmajor, procedieron a trasladar a trece turistas alemanes a dependencias policiales para aclarar su grado de implicación en el incendio. 

A última hora de la tarde, los  treces jóvenes fueron arrestados como presuntos autores de un delito de incendio.

7

Dos heridos en un incendio en un edificio de s'Arenal de Llucmajor G. Bosch