Suscríbete Caso Abierto - Diario de Mallorca

Caso Abierto - Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Detenida una madre en Palma por presuntos malos tratos a su hijo de siete años

La arrestada lo negó y aseguró que la lesión se la hizo el niño solo «al saltar en el sofá y caerse al suelo»

Agentes de la Policía Nacional ante la sede de la Jefatura Superior de Balears. MANU MIELNIEZUK

La Policía Nacional detuvo el pasado lunes a una mujer de 35 años por presuntos malos tratos a su hijo de siete años. Ese día, el menor aseguró en el colegio de Palma que la herida que presentaba en el labio respondía a una supuesta agresión de su progenitora al pegarle con un cinturón. La mujer, entre sollozos, negó tal agresión tanto ante la Policía como este martes durante su comparecencia ante el juzgado. La arrestada aseguró que la lesión fue accidental y se la habría causado él solo al caerse al suelo y golpearse en la boca cuando saltaba en el sofá.

Tras ser puesta la madre en la mañana de este martes a disposición judicial, la jueza la dejó en libertad, ya que el niño no tenía ninguna otra lesión en el cuerpo y era la primera denuncia que ponía a su progenitora. No obstante instó a los servicios sociales a que acudieran a su domicilio para analizar la situación familiar.

Los hechos ocurrieron supuestamente el pasado domingo en un domicilio de Palma. El niño de siete años se encontraba a solas en casa con su madre. Mientras, su padre se había ido a ver un partido del Mundial de fútbol en un bar del barrio.

Al día siguiente, el niño acudió al colegio y saltaron las alarmas. Cuando le preguntaron cómo se había hecho una herida en el labio, el menor aseguró sin vacilar que se la había causado su madre tras haberle golpeado supuestamente con un cinturón.

A continuación el centro escolar activó el protocolo establecido para las agresiones a menores. La dirección del colegio avisó a la Policía Local de Palma para comunicar que uno de sus alumnos de primaria podría haber sido víctima de malos tratos a manos de su familia.

Una patrulla policial se personó en el colegio, donde les confirmaron todos estos extremos. A continuación el caso lo remitieron a la Policía Nacional. En concreto agentes de la Unidad de Familia y Mujer (Ufam) abrieron una investigación para esclarecer qué había ocurrido.

Los investigadores acudieron en primera instancia al centro escolar. La dirección del colegio de primaria les informó de que el niño había asegurado que la herida que tenía en el labio se la había causado su madre al golpearle supuestamente con el cinturón.

Acto seguido los policías acudieron al domicilio familiar. Allí detuvieron a la madre por un presunto delito de malos tratos a su hijo. Durante su declaración, la progenitora negó categóricamente, entre sollozos, que hubiera pegado al niño.

Sin más lesiones

El menor fue explorado minuciosamente por el médico forense para comprobar si tenía alguna otra lesión. El facultativo apreció en el examen que el niño solo presentaba la herida en el labio.

En la mañana de este martes, la madre detenida fue conducida por agentes de la Policía Nacional para su puesta a disposición en los juzgados de Vía Alemania. La progenitora continuó llorando durante su espera en los calabozos.

La madre, asistida por la letrada Martina Bauzà, respondió a todas las preguntas visiblemente afectada. La jueza tuvo en cuenta que el niño no tenía más lesiones, que era la primera denuncia y que la herida del labio podría ser compatible con la explicación dada por la mujer y la dejó en libertad. No obstante instó a los servicios sociales a que fueran a su domicilio para analizar la situación.

Compartir el artículo

stats