Suscríbete Caso Abierto - Diario de Mallorca

Caso Abierto - Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Extremadura

Un imán de Cáceres, detenido por alentar al islam radical

Yahya Benaouda llevaba veinte años residiendo en la localidad y más de una década como presidente de la comunidad islámica

Yahya Benaouda, en una fotografía de 2007.

El imán de Talayuela (Cáceres) fue detenido este martes por alentar al islam radical. La operación tuvo lugar a primera hora de la mañana de ayer y tal y como publicó este diario, el presidente de la comunidad islámica de la localidad, Yahya Benaouda, fue trasladado por la Policía Nacional a la comisaría de Cáceres a la espera de ejecutar la orden de expulsión del país que había decretado el juzgado.

La detención se produjo por una infracción en la Ley de Extranjería. Fuentes judiciales han precisado este miércoles que el imán ya tenía una causa abierta hace meses en la que estaba acusado de una infracción "muy grave relacionada con participar en actividades contrarias a la seguridad nacional que pueden perjudicar las relaciones de España con otros países, o estar implicados en actividades contrarias al orden público previstas como muy graves en la Ley Orgánica 4/2015, de 30 de marzo, de protección de la seguridad ciudadana".

Según concretan fuentes judiciales, la denuncia que se presentó contra él estaba relacionada con "propagar discursos alentando a las facciones más conservadoras del islam".

En un primer momento, las diligencias fueron tramitadas por un juzgado cacereño, el Contencioso Administrativo número 2, pero finalmente ha sido la Audiencia Nacional la que ha asumido la causa. De esta forma, está previsto que sea expulsado del país en las próximas horas. Su abogada ha presentado medidas cautelarísimas para detener temporalmente su expulsión.

Coincide esta detención con las que se han producido en la última semana en el país. En el caso de Reus, el presidente de la comunidad islámica fue detenido también por "una presunta radicalización", según publica 'El confidencial'.

Yahya Benaouda tiene 51 años y lleva 20 años residiendo en España, en concreto en la localidad de Talayuela. Al menos durante una década ha ejercido como imán de la mezquita y presidente de la comunidad islámica. Este martes, representantes de la comunidad islámica manifestaban "su sorpresa" ante su detención y defienden que su tarea siempre ha sido "hacer el bien" para el pueblo.

Vara pide respeto por la autoridad judicial

Sobre este asunto se pronunció este miércoles el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, que en declaraciones a Efe mostró su respeto por la autoridad judicial y los cuerpos y fuerzas de seguridad.

Destacó que Benaouda "es un ciudadano de aquí y como tal lo que decidan los tribunales" debe ser acatado y respetado, según ha insistido.

Compartir el artículo

stats