Suscríbete 4 Billetes GRATIS Caso Abierto - Diario de Mallorca

Caso Abierto - Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Piden 18 meses de cárcel para el hombre que mató a hachazos a una yegua  en Pollença

El animal estaba atrapado en una barrera y el acusado acabó a golpes con su vida, le cortó tres patas y arrastró el cadáver con un vehículo

4

Los restos de la yegua mutilada, abandonados en una finca en Pollença

La Asociación Balear de Abogados por los Derechos de los Animales (ABADA) reclama una condena de 18 meses de prisión para un hombre que mató a hachazos a una yegua en Pollença. La entidad, que ejerce la acusación popular en esta causa a través de su presidente, el letrado Manuel Molina, le imputa un delito de maltrato animal con resultado de muerte. Además de la pena máxima de cárcel prevista en la ley, solicita que se le inhabilite durante cuatro años para tener animales y para ejercer cualquier profesión relacionada con ellos.

Los hechos ocurrieron el 9 de abril de 2021 en una finca donde el acusado criaba toros y caballos. Una de sus yeguas metió las patas entre los barrotes de un paso canadiense, una parrilla de barras metálicas instalada en el suelo sobre un pequeño foso para evitar que los animales salgan del terreno. El equino quedó atrapado e impedía el paso por ese punto.

El procesado fue alertado de lo ocurrido y acudió al lugar. Optó por coger un hacha y asestar varias golpes en la cabeza al animal hasta acabar con su vida. ABADA señala en su escrito de acusación que el hombre actuó «con una evidente crueldad y con un absoluto desprecio a la capacidad de sentir y sufrir del animal». También destaca que no llamó a ningún veterinario o a los servicios de emergencias para que rescatasen y tratasen al equino.

Tras la muerte de la yegua, el acusado cortó con el arma las tres patas que el cadáver tenía atrapadas y arrastró el cuerpo mutilado con un vehículo a lo largo de 300 metros para abandonarlo en un camino de la finca.

El caso salió a la luz cuando unos senderistas encontraron los restos del animal diez días después. El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil abrió entonces una investigación para esclarecer lo ocurrido y tomó declaración a varios testigos. Los agentes acabaron identificado al acusado, un hombre de 61 años con una decena de antecedentes y varias infracciones administrativas, algunas relacionadas con la gestión de animales. Según consta en el informe elaborado por el Seprona, el ganadero reconoció que había matado a la yegua, alegando que lo hizo para que no sufriera. El caso fue remitido a un juzgado de Inca, que ha procesado al acusado por un delito de maltrato animal tras llevar a cabo diversas diligencias. El caso será remitido a un juzgado de lo penal de Palma, donde se celebrará la vista oral en los próximos meses.

Críticas por la reforma del Código Penal que solo prevé multas

ABADA ha alertado de que la reforma del Código Penal para los casos de maltrato animal presentada por el Gobierno y que la semana próxima se debatirá en el Congreso podría dejar en una simple multa lo ocurrido con la yegua en Pollença. La asociación cuestiona esta modificación legal, que pretende «suavizar el castigo a los maltratadores», y ha remitido un escrito a los grupos parlamentarios exponiendo el «grave retroceso» que supondría esta modificación. También señalan que el cambio tendría efectos retroactivos y podría aplicarse a los casos que están todavía pendientes de juicio, como el de la yegua de Pollença.

Compartir el artículo

stats