Suscríbete 4 Billetes GRATIS Caso Abierto - Diario de Mallorca

Caso Abierto - Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los narcos vaciaron un barril de gasolina dentro del barco y lanzaron una bengala

La tripulación del velero interceptado el viernes por la Guardia Civil tenía todo dispuesto para destruir la embarcación - El fuego causó la muerte de un hombre y los supervivientes -dos ucranianos, un ruso y un marroquí- ingresaron en prisión

La patrullera de la Guardia Civil Río Cervera, con base en Cartagena. MINISTERIO POLÍTICA TERRITORIAL

Los narcos que tripulaban la embarcación interceptada en la madrugada del viernes por la Guardia Civil en aguas internacionales entre Mallorca y Argelia tenían todo dispuesto para destruir la nave en cuestión de minutos. En cuanto se percataron de que iban a ser abordados vaciaron un barril de gasolina en el interior del velero y arrojaron una bengala. La deflagración fue tan potente que el velero quedó envuelto en llamas y alcanzó de lleno a uno de los marineros, que falleció horas después en el hospital de Son Espases a causa de las gravísimas quemaduras. Los cuatro supervivientes -dos ucranianos, un ruso y un marroquí- fueron rescatados por la Guardia Civil y el domingo ingresaron en la prisión de Palma, donde permanecen a disposición de la Audiencia Nacional.

En la madrugada del pasado viernes la patrullera de la Guardia Civil Río Cervera, con un equipo de asalto de la Unidad Especial de Intervención (UEI), se disponía a abordar por sorpresa un velero que presuntamente transportaba un gran cargamento de droga en aguas internacionales, a unas setenta millas de la costa de Argelia. No les dio tiempo. Cuando se aproximan se produce una potente deflagración que deja la nave envuelta en llamas. Los tripulantes habían vaciado un barril de gasolina en el interior de la nave y habían lanzado una bengala. Todos los indicios apuntan a que lo llevaban todo preparado, para destruir el barco y el cargamento antes de ser capturados. Los guardias no pudieron hacer nada para extinguir el incendio y la nave se fue a pique en cuestión de minutos.

Los cinco tripulantes del barco sospechoso fueron rescatados por la patrullera de la Guardia Civil. Uno de ellos, el que había provocado el fuego, se encontraba en muy mal estado. La potente deflagración le había alcanzado de lleno y sufría gravísimas quemaduras. La Guardia Civil solicitó ayuda a Salvamento Marítimo, que envió al lugar a su helicóptero. La aeronave trasladó a Mallorca al herido, que ingresó en Son Espases. El hombre, un ciudadano ruso de 42 años, falleció esta misma tarde en el hospital.

Los otros cuatro tripulantes del velero -dos ucranianos, un ruso y un marroquí- fueron detenidos y el domingo ingresaron en prisión por orden del juzgado de guardia de Palma, que se inhibió en favor de la Audiencia Nacional, que dirige la investigación.

En las operación contra esta banda de narcotraficantes han participado agentes de las comandancias de la Guardia Civil de Madrid, Málaga y Palma. La Benemérita llevaba tiempo siguiendo la pista al velero, que presuntamente transportaba un gran cargamento de droga desde Marruecos hacia Europa.

Compartir el artículo

stats