Suscríbete

Caso Abierto - Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribunales

El joven que intentó asfixiar a su madre en Murcia al grito de "soy el diablo, perra" cumplirá dos años de cárcel

José E. G. admite en el juicio que golpeaba e insultaba a la mujer y que trató de acabar con su vida, apretando contra su cara una almohada tras darle un beso en la frente

Fachada del penal de Campos del Río. R.D.C.

Cuando acontecieron los hechos, él tenía 34 años y un trastorno mental derivado del consumo de alcohol y drogas. La Fiscalía llegó a solicitar que cumpliese 12 años de cárcel por un homicidio en grado de tentativa. Aunque luego bajó la petición de pena, al alcanzarse un acuerdo entre las partes. En su juicio, José E. G. reconoció lo que había hecho y el caso se cerró con una conformidad y una sentencia en firme: dos años de prisión por la tentativa de homicidio, con la eximente incompleta de intoxicación por drogadicción y la agravante de parentesco. Asimismo, no podrá aproximarse a su víctima, su propia madre, durante tres años. 

Cuando salga de prisión, pasará un lustro en régimen de libertad vigilada. Asimismo, se le condena por dos delitos de maltrato en el ámbito familiar, por los que tendrá que hacer 28 días de trabajos comunitarios.

Tal y como se lee en el relato de hechos probados de la sentencia de la Audiencia Provincial, el día de los hechos, por la mañana, José E. G. agarró a su madre en su casa de Alguazas y "le pegó fuertemente en la cara, tras lo cual la cogió del pelo, la zarandeo y amenazó de muerte con expresiones tales como ‘te tengo que matar, loca, que estás loca, a ti y a tus hijas’". Esa misma tarde, tras beber alcohol y drogarse, fue al cuarto de la mujer, le dio un beso en la frente y le dijo: "Soy el diablo, perra". A continuación, "con ánimo de quitarle la vida, cogió una almohada y, tras doblarla con fuerza, intento asfixiarla, únicamente pudiendo zafarse del mismo tras un forcejeo". 

El individuo escapó, aunque agentes de la Policía Local y de la Benemérita lo localizaron enseguida. Durante la detención, el procesado se opuso fuertemente a los agentes que la realizaron llegando a propinar golpes, insultos y amenazas, entre otras: "Hijos de puta, mierda, os voy a matar a todos, marranos, no podéis conmigo", detalla la sentencia.

Aunque el sujeto no llegó a lesionar a ningún agente, sí causó daños al coche patrulla, en el interior del cual se autolesionó con la mampara y dio patadas a la puerta por dentro. Ahora tendrá que indemnizar al Ministerio del Interior con 302 euros, que es lo que costó arreglar los desperfectos del vehículo.

"Aquí mandan mis huevos"

El Juzgado de Molina de Segura, en funciones de Guardia, mandó a este vecino de Alguazas a prisión preventiva horas después de ser arrestado. Ahora, con la sentencia en firme, acaba su situación de preso provisional y pasa a penado, con el abono del tiempo que ha estado penado de libertad por la causa. 

En otra ocasión, según detalla también el documento judicial, tuvo otro enfrentamiento con su madre, a la cual agarró del cuello y dedicó palabras como: "perra, drogada, zorra, asquerosa, loca, psicópata, marrana, te voy a matar, aquí mandan mis huevos, voy a hacer lo que me dé la gana, al que llame le corto la cabeza". 

Compartir el artículo

stats