Suscríbete

Caso Abierto - Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Piden cuatro años a un conductor ebrio por un accidente mortal

El hombre que viajaba en el asiento del copiloto, de 62 años, falleció en el acto

Un motorista de la Guardia Civil de Tráfico en la carretera de la Serra de Tramuntana. GUARDIA CIVIL

Un conductor ebrio, con el carné retirado por el juez menos de un mes antes, no tuvo reparos en ponerse al volante de un BMW, con otras tres personas a bordo y enfilar la carretera de la Serra a gran velocidad. El vehículo se salió en una curva y el hombre que viajaba en el asiento del copiloto, de 62 años, falleció prácticamente en el acto.

El fiscal pide para el procesado A.I., de 39 años de nacionalidad rusa, una pena de cuatro años de prisión por un presunto delito de homicidio imprudente, un delito contra la seguridad del tráfico y por conducción de vehículos de motor bajo la influencia de bebidas alcohólicas. El Ministerio Público también solicita la retirada del permiso de conducción durante seis años, lo que supondría la pérdida de vigencia.

Los hechos que serán enjuiciados el próximo 28 de junio en el Juzgado de lo Penal número 3 de Vía Alemania tuvieron lugar sobre las 23.50 horas del 31 de julio de 2021. Hacía tan solo 21 días que el Juzgado de Instrucción número cinco de Palma había decretado para A.I. la retirada del permiso de conducir durante ocho meses después de haber sido sorprendido ebrio al volante.

Solo hasta el 10 de febrero de este año podía recuperar el permiso de conducir. No obstante, el infractor hizo caso omiso a esta prohibición y se volvió a poner al volante de un BMW cuando aún no había transcurrido ni un mes. También conducía ebrio por la carretera de la Serra de Tramuntana a gran velocidad con otras tres personas en el interior.

Cuando el vehículo circulaba a la altura del kilómetro 45,500 de la MA-10, en el municipio de Fornalutx, el BMW serie cinco hizo un recto y se salió en una curva y cayó por un desnivel de unos dos metros hasta golpear contra un árbol. El hombre que viajaba en el asiento del copiloto, también ruso, de 62 años no llevaba abrochado el cinturón de seguridad. La colisión hizo que saliera proyectado hacia adelante e impactó fuertemente contra el cristal del parabrisas. El accidente ocurrió a las 23.50 horas del 31 de julio de 2021 y su fallecimiento se certificó 25 minutos después: a las 00. 15 horas del 1 de agosto. La causa fue un shock hemorrágico postraumático.

Los otros tres ocupantes del turismo pudieron salir del mismo por su propio pie. Todos ellos sufrieron policontusiones, aunque ninguna de ellas revistió especial gravedad. No obstante todos ellos fueron trasladados a un centro sanitario por las asistencias sanitarias del Ib-salut.

Bombers de Mallorca se encargaron de recuperar el cadáver, que había quedado en el interior del vehículo siniestrado. Efectivos de la Guardia Civil de Tráfico abrieron una investigación para esclarecer cómo se había producido el accidente de tráfico con un fallecido. La reconstrucción del siniestro apuntó a que el vehículo circulaba con exceso de velocidad y, a la hora de trazar una curva, circuló recto y cayó por un desnivel después de romper la bionda.

Solo un extremo faltaba por determinar: si el conductor iba al volante bajo los efectos del alcohol. El misterio se disipó al realizarle un análisis de sangre en Son Espases. Las sospechas se confirmaron y este dio un resultado positivo de 2,21 gramos de alcohol por litro.

En prisión desde entonces

Al ser puesto el conductor del vehículo a disposición judicial, la jueza de guardia decretó el 2 de agosto su ingreso en prisión. Desde entonces permanece recluido en el Centro Penitenciario de Palma.

Los antecedentes de este conductor evidenciaban que su puesta en libertad supondrían asumir un elevado riesgo de que reincidiera. Buena prueba de ello es que en el momento de producirse el siniestro el conductor iba al volante bajo los efectos del alcohol. Esta circunstancia había sido motivo suficiente para que un juzgado hubiera decretado apenas 21 días antes la retirada del permiso de conducción. En concepto de responsabilidad civil, el procesado tendrá que indemnizar a la familia del fallecido con 96.969 euros y al Consell de Mallorca con 4.016 euros por la rotura de la bionda.

Compartir el artículo

stats