Suscríbete

Caso Abierto - Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Investigación

Habla la expareja de Arancha Palomino, la mujer acusada de envenenar junto al actor Luis Lorenzo a su tía: "Temo que mate a mi hijo, es testigo de lo que pasó"

La investigada por el asesinato de su tía buscará hoy en el Juzgado de Avilés que le devuelvan al niño, al cuidado de su padre desde el arresto

Luis Lorenzo y Aránzazu Palomino Suárez.

Arancha Palomino Suárez, la mujer investigada por el envenenamiento de su tía, la vecina de Grado María Isabel Suárez Arias, de 85 años, volverá hoy a Avilés –la misma localidad asturiana donde hace unas semanas provocó un altercado en casa de su exfamilia política– para intentar que el juez le devuelva a su hijo, un niño de 11 años que se quedó al cargo de su padre tras el arresto de ella, en compañía del actor Luis Lorenzo, el pasado mes de mayo. A esas expectativas se opone frontalmente el progenitor, que vive “con un terror absoluto” la posibilidad de que esta mujer se lo lleve. “Mi hijo es un testigo esencial porque vio todo lo que ocurrió durante meses en el domicilio donde presuntamente han asesinado a la mujer de 85 años. Mi hijo tiene un peligro psíquico de destrucción mental y físico, porque esta supuesta asesina va a hacer todo lo posible para librarse de estos cargos. Lo puede matar por librarse ella. Y como sabe que puede acabar en la cárcel, tengo miedo de que lo mate porque sabe que es lo que más quiero en este mundo”, comparte el padre del menor en conversación con LA NUEVA ESPAÑA, diario que pertenece a este mismo grupo.

La vista está programada hoy en el Juzgado de Avilés. Es la propia Arancha Palomino quien tiene la custodia del menor, pero tras su arresto por la Guardia Civil el niño se quedó al cargo de su padre, que se fue a Madrid a buscarlo. Luego, ella presentó una reclamación por la vía civil para recuperarlo desde que está en libertad con cargos. “Llegó esquelético y ahora ha ganado cuatro kilos. El niño necesita una vida tranquila, comenzar en un nuevo mundo, sin estar mediatizado, sin vivir el calvario de estos meses y años atrás que yo supongo que ha vivido, porque esta mujer siempre me prohibió verlo”, expone el padre, que prefiere no revelar su nombre. Teme que el juez acceda a entregárselo a su expareja y que el niño se tenga que ir de vuelta a Madrid.

A juicio de este vecino de Avilés, si el niño regresa al lado de su madre, “corre un peligro real porque lleva años siendo manipulado por, entre comillas, su madre”. Lo dice porque asegura que Arancha Palomino, con quien mantuvo una relación y tuvo a este hijo en común, “es un monstruo” y confía en hacérselo ver “a la opinión pública”. “Supe en el pasado que algo así iba a pasar. Si ella acaba en la cárcel, como todos los indicios apuntan, ¿quién va a recoger los pedacitos de mi hijo que poco a poco yo voy recomponiendo?”, reflexiona el progenitor. Está convencido, además, de que si el niño se mantiene en Asturias, lejos de su madre, mientras se dilucida el proceso penal por lo ocurrido con la vecina de Grado, tendrá “una oportunidad de salir adelante con mi protección, que soy su padre, y toda la familia paterna”.

En la mañana de este miércoles se verán las caras para que cada uno defienda sus posturas. “Mi hijo es mi único objetivo, si le permiten llevárselo lo va a destrozar más de lo que está”, advirtió el padre del menor, afectado por lo que está ocurriendo alrededor de su hijo.

Por otro lado, la investigación judicial de la muerte por presunto envenenamiento –aparecieron restos de cadmio y manganeso en la autopsia– de la moscona María Isabel Suárez sigue su curso. Los únicos investigados por esos hechos son la propia Arancha Palomino y su pareja, el actor Luis Lorenzo. Fueron los hermanos de la fallecida quienes presentaron una denuncia para investigar la muerte de la vecina de Grado. Insiste este hombre en que su hijo puede ser clave en la resolución del caso.

Compartir el artículo

stats