Suscríbete

Caso Abierto - Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Detenido por raptar a una niña de 12 años para violarla en una tienda en Llucmajor

La menor contó a unos policías al salir del local que el joven la encerró bajo llave en la trastienda, le mostró una página web pornográfica y le ofreció dinero a cambio de sexo - El acusado quedó ayer libre con una orden de alejamiento

Agentes de la Policía Local de Llucmajor, durante un servicio en la localidad. B. N.

Un joven fue detenido el pasado domingo por raptar a una niña de 12 años para violarla en una tienda en Llucmajor. Según declaró la menor, el acusado la encerró bajo llave en la trastienda del negocio, donde la abrazó, le mostró una página web pornográfica y acabó ofreciéndole dinero a cambio de sexo. La víctima le amenazó con llamar a la Policía y consiguió escapar. Dos policías locales se toparon con ella cuando salía de la tienda, llorando y temblorosa, y los agentes arrestaron al sospechoso. Tras ser entregado a la Guardia Civil, que ha asumido la investigación, ayer quedó en libertad pero con una orden de alejamiento de la niña tras comparecer en el juzgado de guardia, donde se acogió a su derecho a no declarar. Está imputado por delitos de abusos sexuales y acoso.

Los hechos, según consta en las diligencias policiales, ocurrieron hacia las tres y media de la tarde del domingo en un comercio situado en pleno centro de Llucmajor. Dos agentes de la Policía Local que recorrían la zona a pie vieron cómo la niña salía muy afectada de una tienda. Según les dijo, el encargado del negocio acababa de intentar violarla. La menor explicó que entró para comprar un helado y que el acusado, un joven de 22 años, le pidió ayuda para mover un mueble en el interior del comercio. La pequeña desconfió y le ofreció avisar a un familiar suyo. Pero el sospechoso insistió en que fuera ella sola, alegando que era un mueble pequeño.

La niña acabó accediendo y el acusado la llevó a un habitáculo cerca del mostrador. Una vez allí, cerró la puerta con llave, le puso el brazo sobre uno de sus hombros y le enseñó en su teléfono móvil una web pornográfica mientras le preguntaba: «¿Sabes? ¿Tú sabes?». La víctima se negó tajantemente y el joven le mostró entonces varios billetes con los que, según interpretó la niña, quería pagarle a cambio de abusar sexualmente de ella.

La pequeña se sintió entonces «desprotegida e intimidada» y le espetó al joven que si no abría la puerta llamaría a la Policía. Consiguió así escapar de la tienda, en cuya entrada se topó con los dos agentes. La niña añadió que había ido otras veces a comprar allí sin problemas.

Los policías preguntaron entonces al sospechoso, que admitió haber pedido ayuda a la niña para mover un baúl pero rechazó haberla intimidado y retenido para abusar de ella. El acusado les mostró sus dos teléfonos móviles, en los que había borrado el historial de navegación. El joven quedó detenido y fue traspasado a la Guardia Civil, que recogió la denuncia de la madre de la niña y asumió la investigación del caso. El sospechoso quedó ayer en libertad por orden judicial.

Compartir el artículo

stats