Suscríbete

Caso Abierto - Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Blanqueo de dinero

Los Ángeles del Infierno controlan la seguridad de los locales de Osmani en Hamburgo

El presunto jefe de la red tenía contactos con los principales grupos criminales de Europa

Frank Hanebuth, tras su detención en la operación Casablanca en 20013.

Bashkim Osmani, el presunto jefe de la organización, tenía contactos al más alto nivel con las principales organizaciones criminales de Europa, desde la mafia italiana hasta grupos que controlan las actividades ilegales en Croacia, Bélgica, Gran Bretaña y Alemania. Entre ellos destaca su relación con Frank Hanebuth, considerado el jefe de los Ángeles del Infierno. Esta banda presuntamente se encarga de la seguridad en los prostíbulos del barrio de San Pauli, en Hamburgo, supuestamente controlados por Osmani.

Hanebuth es un viejo conocido de los cuerpos policiales de Mallorca. En verano de 2013 fue detenido aquí en el transcurso de la operación Casablanca, una gran intervención desarrollada también conjuntamente por Policía Nacional y Guardia Civil que se saldó con cerca de cincuenta detenidos. Los investigadores descubrieron que los ángeles del Infierno estaban invirtiendo en la zona de s’Arenal los beneficios que obtenían de la prostitución, extorsiones y narcotráfico en Alemania. Hanebuth y los otros 45 acusados están en la actualidad en libertad provisional pendientes de juicio, en el que se enfrentarán a penas de 300 años de prisión.

Tanto Osmani como Hanebuth iniciaron sus actividades ilegales en San Pauli, el barrio rojo de Hamburgo, y en los últimos años han mantenido frecuentes contactos

Compartir el artículo

stats