Suscríbete

Caso Abierto - Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dos condenados a cuatro años por atracar a un hombre en un bar

Los asaltantes propinaron a la víctima una paliza antes de desvalijarle sus pertenencias

Los dos acusados en el juicio celebrado ayer en Vía Alemania. Lorenzo Marina

Un hombre y una mujer fueron condenados ayer en los Juzgados de Vía Alemania a cuatro años de prisión, dos años cada uno, por propinar una brutal paliza a un varón a la salida de un bar de Palma para desvalijarle sus pertenencias. La sentencia fue rebajada a esta cantidad después de alcanzar un acuerdo de conformidad entre las partes y no tendrán que entrar en prisión, con la condición de no cometer ningún otro hecho delictivo en los próximos tres años.

Los hechos por los que los dos acusados fueron condenados tuvieron lugar sobre las dos de la madrugada del 6 de octubre de 2018 en un bar situado en la plaza de las Columnas de Palma. En el interior se inició una discusión del afectado con una mujer. Cuando esta salió del establecimiento, instó a su compinche a que le esperaran para pegarle una paliza y sustraerle todos los objetos de valor.

Los dos quedaron a la espera y en cuanto la víctima pisó la calle se abalanzaron sobre ella, y no le dieron la menor oportunidad de defenderse. Esto se produjo sobre las tres y media de la madrugada, una hora y media después del primer incidente. Antes de que el hombre pudiera reaccionar, al pillarle completamente desprevenido, le propinaron puñetazos y patadas por todo el cuerpo. Al parecer, los ahora condenados espetaron a otro individuo, sin identficar, «¡límpialo!». Este obedeció y le sustrajo la cartera, con 400 euros en el interior, antes de huir a la carrera.

La brutal paliza que sufrió la víctima le causó la fractura de costillas y de muñeca. El afectado de 60 años, tardó unos 90 días en recuperarse de las lesiones que presentaba.

En la sentencia, dictada ayer in voce en el Juzgado de lo Penal número uno de Palma, los dos acusados aceptaron una condena de dos años de prisión, que quedó suspendida, por robo con violencia. Asimismo, también se comprometieron a indemnizar a la víctima con la suma de 4.600 euros por la responsabilidad civil y a abonar una multa de 540 euros por las lesiones.

Compartir el artículo

stats