Suscríbete

Caso Abierto - Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más de trescientos heridos en accidentes de patinete eléctrico en Palma en tres años

Tres personas han sufrido lesiones de extrema gravedad y otras ocho resultaron heridas de carácter grave

Un equipo sanitario atiende a un joven que sufrió un grave accidente con un patinete eléctrico el pasado verano en Palma. IB-SALUT

El auge de los patinetes eléctricos en Palma ha repercutido directamente en la siniestralidad. Un total de 333 personas han resultado heridas en los últimos tres años tras sufrir un accidente con uno de estos Vehículos de Movilidad Personal (VMP), según las estadísticas de la Policía Local. Y la cifra aumenta vertiginosamente. En lo que va de año, hasta principios de noviembre, ha habido en las calles de Palma 139 víctimas, más del doble de las 63 que hubo en 2019.

La gran mayoría de los heridos en accidentes de patinete eléctrico sufren lesiones leves, aunque en los últimos tres años ha habido tres personas con lesiones consideradas muy graves y otras ocho graves.

Según los datos facilitados por la Policía Local de Palma, en el año 2019 hubo 94 accidentes en los que estuvieron involucrados Vehículos de Movilidad Personal (VMP), una modalidad que engloba sobre todo a patinetes eléctricos. Estos siniestros se saldaron con un total de 63 heridos, de los que uno sufrió lesiones muy graves, dos estaban graves, uno menos grave y 59 leves.

La cifra de siniestros se disparó en 2020. Hubo un total de 143 accidentes de VMP en las calles de la ciudad, con 100 víctimas. De ellas, una persona sufrió lesiones muy graves, otras dos resultaron heridas graves, siete menos grave, y 90 leves.

Y la cifra de siniestros ha experimentado otro salto cuantitativo este año. Hasta principios de noviembre, a falta de dos meses para concluir 2021, la Policía Local tenía ya contabilizados 199 accidentes de VMP. En ellos han resultado heridas 139 personas: una muy grave, cuatro graves, once menos grave y 123 leves.

Los agentes de la Policía Local han constatado que en algunos de los accidentes más graves los usuarios de los patinetes podrían estar afectados por el consumo de alcohol. A lo largo de los últimos meses han llevado a cabo una campaña de controles en los puntos donde se ha detectado una mayor siniestralidad, en la que los policías han sancionado las principales infracciones de estos usuarios, como no llevar el chaleco reflectante o utilizar el teléfono móvil. En estos dispositivos realizan también controles de alcohol y drogas a los conductores de patinetes.

Las dos primeras víctimas mortales, este año en Consell y Portals

Los accidentes de patinetes eléctricos se han cobrado este año las primeras víctimas mortales en Mallorca, en dos siniestros muy parecidos ocurridos en Consell y Portals. En los dos casos los conductores cayeron al suelo sin que al parecer intervinieran otros vehículos y se golpearon en la cabeza, lo que les ocasionó graves lesiones y finalmente la muerte.

El primer accidente mortal se produjo en las inmediaciones de Consell el 19 de abril. La víctima era un vecino de la localidad de 49 años que regresaba a su casa. Al parecer sufrió una caída y se golpeó en la cabeza. Fue atendido por una ambulancia del 061 que le trasladó con urgencia al hospital de Son Espases, donde falleció unos días más tarde.

Dos meses después, el 14 de junio, se registró el segundo accidente mortal de patinete eléctrico. Fue en el paseo de Calvià, entre Costa den Blanes y Portals. Un hombre de 53 años sufrió también una caída sin que hubiera otros vehículos implicados, y de nuevo padeció un gravísimo traumatismo craneoencefálico. La víctima fue trasladada en ambulancia a Son Espases, donde falleció una semana después, el 20 de junio.

Compartir el artículo

stats