Suscríbete

Caso Abierto - Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribunales

Dos años de cárcel por una agresión sexual a una joven que estaba inconsciente en Calvià

El acusado sometió a la víctima a tocamientos por todo el cuerpo aprovechando que estaba ebria en el domicilio de él - «Me echaron algo en la bebida, solo recuerdo forcejear con él en la cama», aseguró la chica en su declaración en el juicio

El joven condenado, durante el juicio celebrado en un juzgado de lo penal de Palma. | M.O.I.

Un joven ha sido condenado a dos años de cárcel por agredir sexualmente a una chica que estaba inconsciente por el consumo de alcohol en Calvià. La sentencia, ratificada ya por la Audiencia Provincial, relata que el procesado aprovechó que la víctima «no tenía capacidad de mostrar su oposición y ejercer resistencia» para besarla y manosearla por todo el cuerpo. La perjudicada mostró en el juicio sus sospechas de que le «habían echado algo en la bebida». «Solo recuerdo forcejear con el en la cama», contó. Además, la jueza concluyó que dos amigos del acusado mintieron en el juicio y abre la puerta a imputarles un delito de falso testimonio.

Los hechos ocurrieron el 15 de diciembre de 2019. Entre las cuatro y las seis de la madrugada, el acusado y la víctima, de 20 años, coincidieron en un pub de Magaluf, donde estuvieron charlando y, «tonteando», relata el fallo judicial. Cuando el local cerró, ambos se dirigieron al domicilio de él, en Son Caliu, junto a un amigo. A la vivienda acudió poco después otro chico.

Los cuatro entraron en el inmueble, donde el acusado aprovechó que la joven había ingerido gran cantidad de alcohol y estaba casi inconsciente, sin capacidad de reacción ni poder mostrar su oposición y ejercer resistencia física. El procesado besó a la víctima, le hizo un chupetón en el cuello y le tocó los pechos y los genitales. La sentencia considera que no consta que hubiera penetración, pero sí que la víctima sufrió lesiones leves.

La jueza acusa a dos amigos del procesado de mentir en el juicio y abre la puerta a investigarles por ello

decoration

«Estoy casi segura de que me echaron algo en la bebida. Tengo recuerdos de que fui a una casa en un coche y sé que estaba con él en la cama y hubo algún forcejeo. Tengo alguna imagen súper horrorosa», narró la chica en el juicio. Según dijo, después el acusado la echó de su casa. «Dormí mucho y al despertarme me sentía muy volada. Tenía arañazos y un chupetón», declaró.

El procesado negó los hechos y los dos amigos suyos que estaban en el domicilio aquella noche y declararon como testigos avalaron su versión. Sin embargo, la magistrada del juzgado de lo penal número 4 de Palma declaró al joven autor de un delito de agresión sexual y le impuso una condena de dos años de prisión, como solicitaba la fiscalía.

La magistrada apuntó que los dos amigos del joven habían mentido en sus declaraciones y ordenó que, cuando la sentencia sea firme, se deduzca testimonio para investigar un posible delito de falso testimonio.

La defensa recurrió el fallo ante la Audiencia Provincial, cuya sección primera desestimado sus argumentos y ha confirmado íntegramente la sentencia. Cabe recurso todavía ante el Supremo.

Compartir el artículo

stats