Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Condenados dos empresarios por un accidente que dejó parapléjico a un empleado en Palma

Los acusados aceptan un año de prisión e indemnizar al trabajador con 590.000 euros

Los dos empresarios condenados, ayer durante la vista en un juzgado de lo penal de Palma. | M.O.I.

Dos empresarios fueron condenados ayer por un accidente laboral que dejó parapléjico a un empleado en Palma. La víctima sufrió una caída desde un remolque, a casi tres metros de altura, cuando descargaba coches sin ninguna medida de seguridad. Los procesados se declararon en el juicio autores de un delito contra los derechos de los trabajadores y otro de lesiones imprudentes. Por ellos aceptaron sendas penas de un año de prisión e indemnizar a la víctima con 590.000 euros. Ambos quedan inhabilitados para administrar empresas de transporte durante el tiempo de la condena.

Los hechos ocurrieron el 25 de octubre de 2017. La víctima, de 63 años, transportó un camión con remolque, cargado con ocho vehículos, desde Cala Rajada hasta el aparcamiento de una empresa de alquiler de vehículos del polígono de Son Oms, en Palma. Cuando llegó a su destino, el trabajador descargó primero los automóviles de la plataforma inferior y subió después a la otra para bajar el resto. Cuando estaba desenganchando uno de los turismos, perdió el equilibrio por la fuerza aplicada en la operación. El trabajador cayó hacia atrás y se golpeó contra unos soportes verticales que se rompieron. La víctima se precipitó entonces al vacío desde una altura de 2,9 metros.

El hombre sufrió lesiones muy graves. Además de traumatismo craneoencefálico y torácico, presentaba fracturas en la columna vertebral que le causaron una lesión medular. A consecuencia de la caída, fue sometido a tres intervenciones quirúrgicas, quedó parapléjico y está obligado a usar silla de ruedas. Padece además un trastorno depresivo mayor de carácter crónico.

La investigación abierta por la Policía Nacional y la Inspección de Trabajo para aclarar en qué circunstancias se produjo el accidente. Las pesquisas revelaron importantes irregularidades en la prevención de riesgos laborales. Como reconocieron los dos procesados ayer en un juzgado de lo penal de Palma no se había realizado ninguna evaluación de los peligros que implicaban los trabajos en el remolque.

En la plataforma superior había tramos de más de un metro sin ningún tipo de protección y en otros solo había unos soportes verticales de 110 centímetros con cables de acero, un sistema que no se correspondía con el previsto por el fabricante en el manual de instrucciones. Así, como sostenía la fiscalía, los empresarios obviaron su obligación de garantizar la seguridad de la víctima y poner a su disposición las protecciones individuales necesarias para trabajar sin riesgos.

Dos delitos

La fiscalía reclamó inicialmente dos años de prisión para cada uno de los procesados por delitos de lesiones imprudentes y contra los derechos de los trabajadores. Ayer, la fiscal, los acusados y la víctima, que ejercía la acusación particular a través del abogado Diego Wencelblat, alcanzaron un acuerdo de conformidad. Finalmente, los acusados aceptaron un año de cárcel cada uno al apreciarse la atenuante muy cualificada de reparación parcial de daño, ya que habían consignado 10.000 euros para compensar al trabajador. Los empresarios se comprometieron a indemnizarle con otros 580.000 euros en un plazo máximo de tres años.

Como solicitó la defensa, la jueza acordó la ejecución de la pena de cárcel a condición de que abonen la compensación económica a la víctima. Ante la conformidad de todas las partes, la magistrada dictó sentencia en el mismo acto.

Compartir el artículo

stats