Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Agresión

Un hombre agrede en Ibiza a un vecino de 70 años al que le arrancó un trozo de oreja

El hombre está acusado de robo con intimidación y quebrantamiento de condena. El juicio tuvo lugar el pasado martes

Fachada de los juzgados de Eivissa, en una imagen de archivo.

El Juzgado de lo Penal de Ibiza acogió el pasado martes el juicio contra P.J.F.M., de unos 50 años de edad, acusado de los delitos de robo con intimidación y quebrantamiento de condena, así como de dos delitos leves de lesiones y de amenaza. La Fiscalía pide para el acusado tres años de cárcel y una multa de 680 euros, más la devolución del dinero robado, que asciende a 700 euros, según explicó la víctima, un vecino de Sant Josep de 70 años. La acusación particular pide una indemnización de 5.000 euros por daños y perjuicios y la imposición de la máxima orden de alejamiento, que se extiende durante 10 años. El acusado es la misma persona que hace ocho años arrancó un trozo de oreja a este mismo vecino, cuando éste se encontraba en un bar del municipio.

En esa ocasión, el agresor fue condenado a tres años de cárcel, "pena que no cumplió en su totalidad debido a los permisos penitenciarios», según explicó a este diario el abogado de la víctima, Roger Sales. Desde que el hombre salió de la cárcel, hace cinco años, el vecino de Sant Josep asegura que "le hace la vida imposible" cada vez que le ve, con «insultos, amenazas y agresiones verbales" constantes. "No puedo más", lamenta el agredido. Sin embargo, la agresión del pasado 30 de agosto fue la peor de todas.

"De pronto, el hombre dejó de gritar y bajó de su casa rápidamente a agredir a mi cliente"

decoration

Agresión en plena calle

Los hechos tuvieron lugar en los alrededores de la casa del agredido, que se encontraba caminando por la acera de la calle cuando empezó a escuchar los "insultos y amenazas" desde la ventana de la casa del agresor, que vive en los alrededores. "De pronto, el hombre dejó de gritar y bajó de su casa rápidamente a agredir a mi cliente", explica Sales. El agresor le empujó por la espalda, le tiró al suelo y comenzó a pegarle, explica. Además, le quitó del bolsillo un dinero que el agredido llevaba consigo, cuya cantidad ascendía a 700 euros. "Cuando los vecinos empezaron a escuchar los gritos de mi cliente, que pedía auxilio y gritaba que le iban a matar, llamaron de inmediato a la Policía", explica el abogado. A continuación, comenzaron a gritar que la Policía estaba de camino, por lo que el agresor salió a la carrera con el dinero del agredido, que se encontraba sangrando en el suelo.

"Mi representado tuvo que ir al hospital con diferentes hematomas, heridas y contusiones", recuerda Sales, que explica que las heridas tardaron más en curarse "debido a la edad de su cliente". Ese mismo día, letrado y representante fueron a la Policía Nacional a interponer una nueva denuncia. Dos días después, los agentes localizaron al agresor y lo detuvieron. Tras pasar a disposición judicial, el magistrado dictaminó su entrada en la cárcel de manera preventiva, donde continúa en la actualidad. El 2 de septiembre tuvo lugar una vista, que se extendió durante varios días, y como no hubo conformidad con el escrito de acusación entre las diferentes partes, el juicio se celebró el 14 de septiembre.

"Mi representado tuvo que ir al hospital con diferentes hematomas, heridas y contusiones"

decoration

Según la experiencia de Sales, "como el acusado [que contaba con una orden de alejamiento contra el agredido en el momento de la agresión] continúa en prisión tras el juicio, todo apunta a que el juez determinará una sentencia de cárcel". "Mi cliente ha intentado continuar con su vida de manera estoica a pesar de las constantes agresiones verbales y amenazas del acusado, pero es muy difícil y se está viendo afectado a nivel psicológico", lamenta el letrado. Por su parte, el agredido asegura que lo único que quiere es "poder salir a la calle tranquilo" y que su hija pueda llevar a su casa a sus nietos, "que no se atreve por miedo a que este hombre pueda llegar a agredirlos".

Compartir el artículo

stats