Día del Periodista 50% DTO. Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Audiencia exculpa a los cuatro altos cargos de Loterías investigados por la Primitiva millonaria

El órgano judicial los exime de la responsabilidad penal u Irán a juicio el lotero de San Agustín, Manuel Reija, y su hermano, Miguel, delegado de Loterías en la provincia, al que avisó cuando halló el boleto premiado con 4,7 millones

Administración de lotería, en San Agustín. Víctor Echave

La Audiencia Provincial ha exonerado a cuatro altos cargos de Loterías del Estado investigados por la Primitiva millonaria, premiada con 4,7 millones de euros y que en julio de 2012 el lotero de San Agustín, Manuel Eugenio Reija, aseguró haberse encontrado cuando estaba solo en su despacho, a pesar de que la Policía Judicial considera “indiscutible” que el ganador del billete acudió a comprobarlo y se encontraba frente a él. A juicio irán Manuel Eugenio y su hermano, Miguel Reija, delegado provincial de Loterías en A Coruña, al que avisó tras hallar la Primitiva, según su versión. El resto de directivos de la Sociedad Española de Loterías y Apuestas del Estado (Selae) quedan fuera de este proceso.

El órgano judicial ha dictado un auto tras analizar los recursos presentados, uno de ellos por la Selae, pues cuatro altos cargos, además del hermano del lotero, estaban siendo investigados por el caso de la lotería sin dueño. Tras la investigación, la magistrada del Juzgado de Instrucción número 8 concluyó hace aproximadamente un año que los hechos pueden ser constitutivos de un presunto delito de apropiación indebida.

Entonces señaló como investigados a los hermanos Reija, pero también al que fue director de negocio de la Sociedad Española de Loterías y Apuestas del Estado, Juan Antonio Gallardo López; al jefe del servicio de control de premios e invendidos en 2012, Joaquín Argudo Carreño; al director de producción de sistemas técnicos de Loterías del Estado en ese momento, José Manuel Ortiz del Pozo; y al entonces subdirector de comercialización de juegos, Juan Antonio López Martínez. Tras el recurso de Loterías del Estado, la Audiencia Provincial exculpa a estos cuatro altos cargos, pues considera que sobre ellos no recae responsabilidad penal.

La magistrada ya había exonerado a otros tres directivos de Loterías tras tomar declaraciones a todos ellos. Eran José Miguel Martínez Martínez, que hace diez años era presidente de Loterías y Apuestas del Estado; José Miguel Sanz Carnero, jefe de sección de Loterías; y Luis Ramos Ávila.

Los siete altos cargos declararon por videoconferencia en marzo de 2020. La sesión duró siete horas y en ella manifestaron que no tenían la obligación de buscar al titular del boleto, por lo que no emprendieron acciones para ello. Aseguraron también que no dieron instrucciones al delegado de Loterías en la provincia de A Coruña y a su hermano, el lotero de San Agustín, de ocultar datos que ayudarían a encontrar al dueño del billete.

La Primitiva ganadora se selló, junto a otros tres boletos, en la administración ubicada en el centro comercial Carrefour de la avenida de Alfonso Molina en junio de 2012. Unos días después, estos cuatro billetes se comprobaron en San Agustín. La apuesta ganadora era automática, pero el jugador había hecho otras apuestas manuales con números que repetía habitualmente. El registro de la máquina de San Agustín revela que, segundos después de comprobar el boleto millonario, se repitieron las apuestas manuales. El lotero siempre ha defendido que halló la Primitiva millonaria cuando estaba solo en el despacho. Durante tres años, la Policía Nacional realizó una investigación para dar con el legítimo dueño. Los agentes recibieron 333 reclamaciones. Comprobaron registros de máquinas de administraciones de lotería, posicionamientos de teléfonos móviles y tarjetas de crédito, viajes del Imserso, establecimientos hoteleros, registros bancarios y partes policiales. El 091 se quedó con tres candidatos y cree haber encontrado al legítimo dueño, ya fallecido.

El lotero: “Estoy para dar alegrías, no para quitarlas”

El lotero Manuel Reija y su hermano, el delegado provincial de Loterías, declararon por el caso de la Primitiva millonaria ante la jueza hace tres años. La instrucción cambió de juzgado a principios de 2020. Ambos explicaron su versión de los hechos. Manuel Reija dijo a la magistrada que si hubiese querido quedarse con el dinero del resguardo, se habría ido a “Canarias”. “Yo estoy para dar alegrías, no para quitarlas”, aclaró. Su hermano, Miguel Reija, que reveló estar “tranquilo” a la entrada de los juzgados, explicó que él no era funcionario y que hizo lo que tenía que hacer, es decir, avisar a sus superiores y no a la policía. Explicó, además, que no comunicó que el que había hallado el boleto era su hermano porque “si se decía donde se había sellado y encontrado podría ser peligroso”. La jueza también preguntó al lotero de San Agustín por qué, en su primera declaración ante la policía cuando dijo haber encontrado el boleto, se refirió a un solo billete y no a cuatro. “No le di la importancia que se le está dando ahora al detalle”, comentó, y achacó a un despiste que no hablase de cuatro boletos. Insistió, además, en que “no tenía a nadie en el despacho” cuando encontró la Primitiva millonaria, a pesar de que la máquina revela que en 16 segundos se pasaron para su comprobación cuatro boletos, uno de ellos el ganador. Y no solo eso, según la Policía Nacional, menos de un minuto después se realizaron “ocho nuevas transacciones de apuestas, entre las cuales se encontraban las manuales previamente presentadas a cobro por el jugador”.

Compartir el artículo

stats