Día del Periodista 50% DTO. Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Chequeo a los hospitales públicos

El infradiagnóstico causado por el covid aflora y aumenta las listas de espera en Cataluña

La media para operar las neoplasias malignas (cáncer) es de 21 días, un 38% más que el año pasado y un 9% más que en 2019, según el CatSalut

Sala de espera en el hospital materno-infantil de Vall d’Hebron, en Barcelona. Manu Mitru

Tras la ligera mejora experimentada el año pasado con respecto al 2020 (cuando el sistema estuvo paralizado por el impacto de la pandemia), las listas de espera de la sanidad pública de Cataluña han vuelto a empeorar este año en comparación con el 2021. Las listas también han empeorado en comparación con los niveles del 2019, antes del covid-19. Abordar esta problemática, una "vieja conocida" del sistema catalán especialmente desde los recortes de 2010, será uno de los principales retos que deberá abordar el nuevo 'conseller' de Salut, Manel Balcells. Hasta ahora, niguno de sus predecesores ha llegado nunca a revertir del todo este problema social que cada vez más empuja a los pacientes a las mutuas privadas.

En estos momentos llama especialmente la atención el aumento de días de espera para las operaciones de neoplasias malignas (cáncer): en agosto de 2022, último mes del que el Servei Català de la Salut (CatSalut) ofrece cifras, la media de espera era de 21 días, un 38% más que en julio de 2021 (cuando la media eran 16 días) y un 9% más que en diciembre de 2019 (20 días). Los médicos creen que detrás de esta realidad está la recuperación de la actividad de los hospitales, que ya es la misma que antes de la pandemia, pero también el afloramiento de todo aquello que se infradiagnosticó y no trató a su debido tiempo.

Salut achaca las largas listas de espera a estos más de dos años de pandemia y a que la actividad global de cirugías ha aumentado con respecto al año pasado. "Aunque en la actualidad hay cierta normalidad, hasta febrero los hospitales estaban en una situación muy complicada por el covid", señalan fuentes del departamento. Las mismas señalan que, en los meses de este año en que no hubo un impacto significativo por el virus, el número de intervenciones quirúrgicas ha sido "mayor" que en los mismos meses de 2019. Y destacan que el 'exconseller' Josep Maria Argimon anunció que se destinarían 160 millones de euros a la recuperación de la actividad que se dejó de hacer por el covid.

Otras cirugías

Los datos del CatSalut también muestran cómo han aumentando las listas de espera para cirugías generales: han subido este año un 9% con respecto a 2021 y un 10,29% en comparación con 2019. Un ejemplo: una persona que deba someterse a una cirugía cardiaca debe esperar una media de 109 días, mientras que en 2021 eran 67 y hace tres años, 92. O quien deba operarse del tubo digestivo deberá aguardar una media de 188 días (en 2021 eran 171 y en 2019, 154).

Ocurre lo mismo con las intervenciones de cataratas, que tienen una media de espera de 94 días, un 40% más que en 2021 (cuando la media eran 67 días) y un 25% más que en 2019 (la media eran 75 días). Para una prótesis de cadera, hay que aguardar 143 días, un 11% más que el año pasado (eran 129 días) y un 64% más que hace tres (en 2019 eran 87 días). Y para una prótesis de rodilla, hay que esperar 161 días, un día más que el año pasado y un 46% más que en 2019, cuando eran 110 días.

En cuanto al acceso de las pruebas diagnósticas (como por ejemplo, ecografías, mamografías o colonoscopias), la media de días de espera se ha mantenido prácticamente igual que en 2021: si el año pasado había que aguardar una media de 107 días, este el paciente debe esperar 106 días (un 0,9% menos). Sin embargo, esta espera es un 32,6% mayor que en 2019, cuando la media eran 80 días.

Para pruebas como una ecografía abdominal los pacientes deben esperar unos 101 días (el año pasado eran 83 y en 2019, 95). Las mamografías tienen una media de espera de 89 días, frente a los 86 de 2021 y los 64 de 2019. El tiempo medio de espera refleja mejor que el número de pacientes de la lista cómo el sistema se ha ido ralentizando y ganando en demoras. 

Sí ha mejorado el acceso a las consultas externas (la visita con médicos especialistas). La espera este año es un 3,1% menor que en 2021 y un 3,9% menor que en 2019. El año previo a la pandemia había que esperar una media de 100 días, en 2021 eran 99 y este, 96. La espera ha mejorado significativamente en especialidades como alergología (ahora hay que aguardar unos 85 días, frente a los 123 de 2019 o a los 91 de 2021) u oftalmología (86 días este año y el anterior frente a los 101 de 2019), pero ha empeorado sin embargo en otras como cardiología (ahora hay que esperar 90 días, frente a los 63 de 2019 y los 82 del año pasado) o ginecología (73 días frente a los 71 de los años anteriores).

Sin plan de choque

"Este aumento general de las listas de espera se debe, en parte, a que se está recuperando toda la actividad. También está aflorando todo aquello que se infradiagnosticó y no trató con el covid-19. Pero las listas de espera son un problema crónico de Cataluña", señala el secretario general del sindicato Metges de Catalunya (MC), Xavier Lleonart, quien se queja de que Salut carece de un "plan de choque".

MC no tiene "datos objetivos" sobre el número de infradiagnósticos. "En un diagnóstico de cáncer, ¿cuánto podemos atribuir al efecto de la pandemia o a otra situación extraordinaria? Pero sí estamos viendo casos que se deberían haber diagnosticado antes", dice Lleonart. Además, las patologías que visitan los médicos están en situaciones "más agudas". Y los pacientes crónicos, "más descontrolados".

Lo preocupante, dice Lleonart, es que se desconoce el porcentaje del "iceberg" de infradiagnósticos ha aflorado. "No sabemos qué parte está sumergida: esta es la incógnita. Es muy difícil decir qué nos queda para ponernos al día", advierte.

Tienen la misma sensación los centros de atención primaria (CAP). Los médicos de cabecera son quienes suelen derivar a los especialistas de hospitales y a menudo se encuentran con largas listas. "Ha habido un incremento de las listas en términos generales, pero no es algo homogéneo y depende del territorio. Sobre todo lo vemos en las derivaciones a especialistas y en las pruebas", valora Jordi Mestres, vocal de la Societat Catalana de Medicina Familiar i Comunitària (Camfic). En concreto, Mestres destaca demoras significativas en el acceso a ecografías, resonancias y algunos TAC que se piden "con carácter ordinario", puesto que "lo preferente y urgente siempre prioriza", matiza.

Este médico también atribuye las esperas a que en Cataluña ha habido jubilaciones que no se han podido cubrir. "Hay sitios que llevan meses sin un especialista determinado. Esto genera incrementos en la espera y es difícil ponerse al día".

El vocal de la Camfic recuerda que en los próximos 10 años habrá en Cataluña una "jubilación importante" de profesionales. La problemática de las listas de espera, según él, son un "viejo conocido" de Cataluña y por eso reclama "planificación".

Compartir el artículo

stats