Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Prisiones

Los vuelos de drones se disparan sobre la cárcel de Alhaurín de la Torre, en Málaga

La prisión malagueña avistó durante los primeros seis meses del año siete dispositivos, cinco más que durante todo el año pasado, e interviene uno - Es el tercer centro de Instituciones Penitenciarias con más casos detectados

Exterior de la prisión de Alhaurín de la Torre. | L.O.

La prisión de Alhaurín de la Torre (Málaga) es el tercer recinto gestionado por Instituciones Penitenciarias (IIPP) más rondado por drones, una actividad que en este tipo de instalaciones está directamente asociada a la introducción de elementos prohibidos (fundamentalmente droga, móviles o dinero) y que viene a complementar un tráfico ilegal de elementos prohibidos que hasta ahora se hacía a través de las visitas a los internos. Según los datos de este organismo del Ministerio del Interior, entre enero y junio del presente año se han avistado sobrevolando el entorno sus prisiones (Cataluña y País Vasco tienen las competencias transferidas) un total de 30 dispositivos, siete de los cuales fueron detectados en el perímetro de la prisión malagueña. Este dato, que a falta de cerrar el año supone un 250% más que los dos detectados en todo el 2021, sólo lo superan las cárceles Ocaña II (Toledo), que sumó once avistamientos, y Ceuta, que acumuló ocho. La prisión malagueña lidera el ranking andaluz, ya que le siguen muy de lejos los centros gaditanos Puerto I y Puerto II, ambos con una sola máquina detectada durante el mismo periodo. Es, además, uno de los dos únicos recintos controlados por IIPP en los que durante esos meses se intervino algún dron. Esta lista la lidera Ceuta suma dos aparatos y Alhaurín de la Torre, uno.

A Instituciones Penitenciarias le preocupa el crecimiento exponencial de las estadísticas que reflejan la presencia de estos aparatos en el ‘espacio aéreo’ de las prisiones y cuyo punto de inflexión llegó el año pasado, cuando cárceles que están bajo su gestión sumaron 15 avistamientos y 8 intervenciones, frente a los 5-1 de 2020 (cifras idénticas a 2019). En 2018, sólo hubo un avistamiento y en 2017, seis. El secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Luis Ortiz, ya aseguró hace unos meses que la presencia de drones que sobrevuelan las cárceles en España se ha convertido en un «problema» que afecta a la seguridad de las mismas. Este mismo año, el organismo anunció su intención de extender el sistema SIGLO-CD de detección de drones que ya usa en las cárceles madrileñas al resto de centros penitenciarios de la Administración General del Estado. Como informara en mayo Europa Press, se trata de un sistema que permite la "detección remota, identificación, seguimiento y monitorización de todos los drones comerciales que sobrevuelen el espacio aéreo afectado por la zona de cobertura del sistema y, en su caso, la neutralización de las aeronaves no tripuladas que sobrevuelen el mismo".

El sistema SIGLO-CD lleva aparejado la formación de los agentes intervinientes para la resolución de las incidencias que se produzcan, si bien, además de este sistema, se pondrán en marchas otras "herramientas técnicas" ajustadas a las especificidades de las cárceles. Esta herramienta es usada en convenios del Ministerio del Interior con otros organismos como la Liga de Fútbol Profesional para prevenir la intrusión de drones en los estadios de la máxima competición de fútbol en España. Precisamente, es la que permitió identificar la Nochevieja de 2020 a un piloto que voló un dron en la Puerta del Sol de Madrid durante las campanadas y que hizo despegar desde una terraza cercana.

Compartir el artículo

stats