Día del Periodista 50% DTO. Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Yates clásicos que han visitado Mallorca

Yates clásicos que han visitado Mallorca | ‘Alicia’, el yate que cambió de aspecto

El ‘Alicia’, atracado en Palma en mayo del 2019. Manuel R. Aguilera

El Alicia, un yate construido en Estados Unidos hace nada más y nada menos que 92 años, y cuya imagen ha cambiado radicalmente en dos ocasiones, hasta la actual, muy parecida a la original.

La historia de este barco es muy larga: se trata de la construcción número 143 de los astilleros Defoe Boat and Motor Works en Bay City, Michigan, siendo entregado en septiembre del año 1930 con el nombre de Janidore para su primer propietario, el empresario Isadore Zellerbach de San Francisco. Su diseño fue obra de John H. Wells, mientras que Rainsford Mann se ocupó de los interiores de a bordo. Durante esta primera época navegó preferentemente por la costa oeste norteamericana, cambiando el nombre por el de Leonore en 1938.

Durante la Segunda Guerra Mundial fue requisado y al igual que otras muchas embarcaciones, fue utilizado como buque auxiliar de la marina norteamericana siendo su numeral el FS-27.

En 1946, terminada la guerra, fue devuelto a sus propietarios cambiándosele el nombre por el de Carmac III, hasta 1955 en que tomó el nuevo nombre de Luisa II.

Hasta aquí la nave tuvo un aspecto con muy pocas modificaciones a lo largo de los años, pero en 1966 se vendió y se le puso el nombre de Niki I y fue radicalmente transformado en los astilleros Merrill-Stevens en Miami, siéndosele sustituida su proa recta por una lanzada y otras reformas que le hicieron tomar el aspecto de un yate moderno. De esta guisa navegó hasta el año 2005 tomando también los nombres de Paget en 1972 y el de Fulmara en 1991.

En el año 2005 se le volvió a reformar de una manera drástica esta vez en los astilleros Neta Marine en Bodrum, Turquía, cambiando nuevamente totalmente de imagen. El casco fue reconstruido sustituyéndosele las cuadernas, pero conservando la quilla, se le hizo un repaso general de la máquina, se rediseñó su cubierta superior y se volvió a modificar la proa, dotándole esta vez de proa de violín con bauprés, lo que le daba un aspecto mucho más antiguo siendo modificado otra vez su nombre por el de RS Eden, al reaparecer en el 2007, después de dos años de trabajos.

El ‘Alicia’, saliendo del puerto de Palma en mayo del 2019.

El ‘Alicia’, saliendo del puerto de Palma en mayo del 2019. MANUEL R. AGUILERA

Finalmente, en marzo del año 2015 el grupo SMS, los mismos que rehabilitaron al Shemara, le realizaron una gran reforma en Ocean Quay en Southampton, que duró tres años, en la que ha recuperado una imagen próxima a la original, con la proa otra vez recta. En esta transformación, gran parte del casco y toda la superestructura de aluminio, construida por Wight Shipyard, es de nueva construcción, habiendo sido totalmente reequipado, el resultado es un yate con una preciosa imagen de los años 30. Desde entonces tiene su actual nombre de Alicia, el octavo que ostenta en su popa.

Sus características actuales son eslora máxima 49,9 metros, eslora en la línea de flotación 47,7 metros, manga 7,4 metros y 397 toneladas de registro. Su propulsión es mediante dos motores diésel que le imprime una velocidad de cruceros de 10 nudos y máxima de 14. Disponiendo de seis camarotes para un total de once invitados, con una tripulación formada por nueve miembros.

Desde su última reforma ha podido ser visto atracado, durante cierto tiempo, en alguno de los pantalanes del Paseo Marítimo, o navegando por la bahía de Palma y otros diferentes puntos de la isla en varias ocasiones, paseando su preciosa imagen de barco de principios del siglo pasado.

Compartir el artículo

stats