Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Derechos en el final de la vida

España sigue sin ley de cuidados paliativos, asignatura pendiente desde hace 30 años

Una norma estatal impulsada por Cs se quedó a las puertas de ver la luz debido a la pugna partidista | PSOE, PP y Cs han registrado tres proyectos legales esta legislatura pero que aún siguen en el cajón

España sigue sin ley de cuidados paliativos, asignatura pendiente desde hace 30 años. EP

España se convirtió hace casi un año en el sexto país del mundo en despenalizar la eutanasia y regular su procedimiento. Sin embargo, la ley de cuidados paliativos, que iría destinada a un número mayor de enfermos, dado que el suicidio asistido sólo pueden solicitarlo enfermos “graves e incurables”, pero que no tienen porqué estar a punto de morir, como sucede con tetrapléjicos o enfermos de ELA o alzhéimer, sigue siendo una asignatura pendiente.

La Sociedad Española de Cuidados Paliativos lleva pidiendo que haya una regulación nacional sobre su especialidad hace más de tres décadas, dado que según sus cálculos entre el 50% y el 60% de los enfermos, en la fase final de su vida, necesitan una sedación paliativa que les proporcione un final apacible, digno y en su momento. Pese a ello, se calcula que unos 80.000 españoles mueren cada año sin recibir la atención que necesitan en el final de sus días, dado que hay algunas autonomías que tienen leyes autonómicas pero no existe una ley estatal que sirva de paraguas y homogenice unos cuidados que dependen muchas veces de la enfermedad que se padezca o de los recursos del hospital donde te traten.

España estuvo a punto de tener esa ley en 2019, pero el adelanto electoral la dejó varada en el Senado, a punto de ver la luz. Y todo indica que la legislación no va a salir adelante tampoco en los próximos meses. Esta legislatura PSOE, PP y Cs han registrado tres iniciativas legales destinadas a regular los cuidados paliativos, pero la normativa de los socialistas fue retirada porque este partido priorizó la ley de eutanasia. Y las de PP y Ciudadanos no serán aprobadas en los próximos meses, dado que el cupo de iniciativas que se lleva a pleno para su toma en consideración es limitado y ambos partidos no tienen previsto introducirlas en su cupo inmediatamente, según informan a este diario.

Incumplen el acuerdo

Por su parte, el Ministerio de Sanidad se limita a trabajar en la actualización de la Estrategia Nacional de Cuidados Paliativos, que data del 2014 y que tampoco hay fecha de aprobación, pese a que el acuerdo de coalición del Gobierno señala que se “impulsará una ley de derechos y garantías de la dignidad de la persona ante el proceso final de su vida”, además de la ley de la eutanasia.

La ley de muerta digna que se quedó atascada en el Senado reconocía derechos y garantías en el proceso final, como el derecho a rechazar tratamientos que alargan artificialmente la vida, el derecho a la sedación o a morir en la intimidad familiar. No vio la luz porque la negociación se enredó y se alargó dos años, todo un “despropósito”, según rememora Francisco Igea, portavoz en aquellos momentos de Sanidad de Ciudadanos, que fue el partido impulsor. En su opinión, lo sucedido demuestra una “táctica muy habitual en el parlamentarismo español y que consiste en que no lo apruebes tú y que lo apruebe otro”, maniobra que achaca fundamentalmente al PSOE y PP.

Las sanciones

Uno de los principales escollos giró en torno a la intención de Cs de incluir en la ley sanciones específicas, algo que no tiene ninguna ley autonómica, pero el PSOE pensaba que era suficiente con las infracciones recogidas en la ley general de sanidad. Ciudadanos llegó a bloquear la ley de la eutanasia para convencer al PSOE de aprobar primero la de paliativos, pero el adelanto electoral truncó sus planes.

 

Compartir el artículo

stats