Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Toros

El ayuntamiento de Inca, en el punto de mira del festival taurino

Cayetano Rivera.

Cayetano Rivera.

Para el próximo viernes 30 de julio se anuncia en Inca un festival taurino y todas las miradas están puestas en el consistorio inquer.

Tras las irregularidades acaecidas y las sanciones impuestas a presidencia y empresario en el último festival celebrado en octubre de 2019 así como las anomalías ocurridas en la tramitación de autorizaciones por parte de los técnicos del ayuntamiento, profesionales y cierta parte del sector taurino están pendientes de los movimientos del alcalde Virgilio Moreno y de su cuadrilla de asesores y técnicos responsables de tramitar los permisos del festejo y, por tanto, velar por el cumplimiento del reglamento taurino. Y es que es al propio ayuntamiento de Inca a quien le corresponde las competencias administrativas sobre la tramitación de documentos de espectáculos taurinos según la ley 7/2013, del 26 de noviembre y, en consecuencia, la aplicación del artículo 41 del Real Decreto 145/1996, de 2 de febrero por el que se modifica y da nueva redacción al Reglamento de Espectáculos taurinos que dispone que la Presidencia de un espectáculo taurino debe contar obligatoriamente —designado por el alcalde— con un asesor técnico taurino nombrado entre profesionales taurinos retirados.

La actuación de las administraciones públicas en la designación y provisión de cualquier puesto o función debe estar ajena a cualquier arbitrariedad o capricho en su designación de tales puestos todo ello a fin de asegurar preservar un nivel profesional digno y de garantizar los legítimos intereses de cuantos intervienen en los espectáculos taurinos como pretende la norma reglamentaria de obligado cumplimiento.

Otro de los aspectos críticos que se presenta ante este festival viene derivado por la situación que se atraviesa en Mallorca con respecto a la emergencia sanitaria declarada por brote de lengua azul y que atañería directamente a la parada de cabestros que, preceptivamente, el ayuntamiento deberá obligar a que esté preparada en los corrales de la plaza el día del festival. Al menos tres cabestros, según el artículo 61 del Capítulo V referente a las Garantías y Medidas complementarias referidas a la integridad del espectáculo. Si los cabestros llegasen de fuera de Mallorca, la empresa podría verse en la obligación de dar muerte a dichas reses ante la imposibilidad de que regresen de nuevo a la ganadería de origen. Sin embargo, podría optar por hacer uso de la parada de cabestros que posee la ganadería mallorquina El Onsareño que, al pertenecer a un mismo territorio donde se desplazan las reses, no cabría obligación de sacrificarlas.

Algo similar podría suceder con los sobreros reseñados. En caso de que llegasen de una ganadería de la península no podrían retornar a su lugar de origen.

El equipo veterinario ya ha inspeccionado estos días corrales y desolladero del coso.

Para este festival están anunciados El Cordobés, Cayetano, Emilio de Justo, Javier Conde y El Rafi, que estoquearán reses de El Torreón. El novillero Marcos Linares dará muerte a un eral de Ruiz Palomares.

Compartir el artículo

stats