Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Primera División

Real Mallorca: Dos refuerzos necesarios

Toni Lato y Omar Mascarell, que sustituyen a Cufré y Battaglia, llegan para aumentar el nivel del fondo de armario del Mallorca, uno de los principales objetivos de la dirección deportiva este verano y uno de los déficits el curso pasado

Omar Mascarell y Toni Lato, primeros dos fichajes del Real Mallorca. LFP

Aumentar el fondo de armario con futbolistas que puedan ser titulares desde el primer día. Ese es uno de los mandamientos que está siguiendo la dirección deportiva del Real Mallorca en este mercado de fichajes. Toni Lato y Omar Mascarell, las dos primeras incorporaciones del club, cumplen con este perfil, huyendo de experimentos en posiciones muy importantes en el campo y que cuenta con experiencia de sobra en Primera División.

Para crecer como club y seguir asentándose en la elite, una de las bases es ir aumentando, dentro de las capacidades económicas del equipo, el nivel medio de la plantilla. El conjunto bermellón, que se enfrenta a un duro reto al tener que sustituir con éxito a dos puntales como son Íñigo Ruiz de Galarreta (que ha vuelto al Athletic) y Kang In Lee (cuyo traspaso al PSG todavía no se ha cerrado), no quiere cometer los errores del pasado.

Con Toni Lato prácticamente se zanja un problema que casi es endémico en el lateral izquierdo. En estos últimos años en Primera, contando con la época de Vicente Moreno, ha sido una posición en la que el Mallorca siempre ha tenido problemas en forma de lesión o falta de nivel. Tan solo con Luis García Plaza, que tuvo a sus órdenes tanto a Brian Oliván como Jaume Costa, gozó de una posición en el campo bien cubierta. 

Con la marcha del catalán al Espanyol, ni la enésima apuesta por Braian Cufré ni la cesión fallida de Ludwig Augustinsson consiguieron tapar el hueco dejado por Oliván. Ahora, con Lato parece que esa deuda queda cubierta y Javier Aguirre contará con dos laterales con experiencia en Primera División

Además, la del canterano del Valencia a priori es una apuesta segura. Ha jugado, conoce la categoría y llega con hambre tras tener que abandonar el club de su vida por discrepancias con la directiva sobre su salario al renovar. En una zona tan importante en el esquema del mexicano como es la defensa, era importante no errar el tiro con experimentos –véase Lumor en la 2019/20–. 

En ese mismo contexto se mueve la incorporación de Omar Mascarell. Pese a que no llega para hacer olvidar a Galarreta, cuyo sustituto, al igual que el del Kang, es el que se llevará el grueso del gasto en fichajes este verano, tiene mucha experiencia en la elite, añade músculo al centro del campo y visión de juego, algo de que lo que carece Baba, su principal rival por un puesto en el once. 

La marcha de Battaglia al fútbol brasileño, previo pago de su cláusula de rescisión, no influyó en el once, pero sí en las rotaciones. Aguirre se quedó sin un ‘stopper’ y perdió un recambio en partidos en los que era necesario resguardarse. Con Mascarell recupera esa opción y gana mayor polivalencia, con un futbolista acostumbrado a hacer de líder y que tiene delante la que puede ser su última oportunidad de triunfar en la Liga. 

Reducir la brecha

Lato y Mascarell son los primeros de una lista que se engrosará en las próximas semanas. La dirección deportiva es consciente de que tiene que elevar el nivel general de la plantilla para que no ocurra lo que esta última temporada, con una brecha muy importante entre titulares y suplentes. Lo mejor es que hay tiempo de sobra y que el Mallorca ahora es visto como un destino interesante para muchos futbolistas. 

Compartir el artículo

stats