Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Mallorca se despide de la pretemporada con un tedioso empate ante el Ibiza

El conjunto bermellón vence en los penaltis ante a los de Javi Baraja en un partido en el que han dejado patente su solvencia en defensa y los problemas para generar en ataque

Kang In Lee, en una acción del encuentro en el partido ante la UD Ibiza.

El Mallorca se ha despedido de la pretemporada con un aburrido empate ante la UD Ibiza (0-0). Poco ha sucedido en un partido que se ha llevado el Mallorca en los penaltis al tratarse del I Torneo Power Electronics Ciudad de Ibiza. Si en defensa los bermellones han continuado en la misma línea rocosa que todo el verano, en ataque los problemas de siempre siguen sin solucionarse y han quedado patentes en un encuentro en el que las ocasiones han brillado por su ausencia.

Y es que este grupo dirigido por Aguirre muestra dos versiones. A la hora de defender, amparado en la defensa de cinco, el equipo se siente seguro, muestra orden y concede muy poco, dejando prácticamente a los porteros como meros espectadores, algo necesario para un grupo que viene de una temporada encajando demasiado.

Pero en ataque, todo lo bueno mostrado en defensa se desvanece. Falta rapidez a la hora de ejecutar ideas, imaginación ante defensas cerradas y veneno en las botas. Muy pocas son las ocasiones que el Mallorca ha tenido no solo en este partido, sino en toda la pretemporada en general.

Con las dudas de Battaglia y Ángel por Baba y Kang In Lee, el once que ha puesto en liza Javier Aguirre será el que partirá de inicio ante el Athletic el lunes 15. Tiene muy claro el mexicano su esquema ideal de futbolistas y con la última prueba en Ibiza lo ha acabado de dejar claro.

El partido de esta noche ante la UD Ibiza ha servido como prueba final para calibrar en qué estado llegan los bermellones al inicio de la Liga. Faltan todavía retoques por hacer en la plantilla, con futbolistas que no estarán el 1 de septiembre y con otros que tiene que llegar, pero con una semana por delante hasta el duelo de San Mamés poco margen queda para ver una gran mejora.

Y es que los primeros cuarenta y cinco minutos han tenido el aburrimiento como protagonista, aliviado en parte en la segunda mitad pero el cual ha sido predominante todo el encuentro. Mientras que el Ibiza apostaba por replegarse, tampoco excesivamente, y buscar la contra, era el Mallorca quien gozaba de mayor posesión. Pero como ya sucediera en otros partidos, le cuesta un mundo generar peligro arriba, proponiendo un fútbol plano y sin capacidad de sorpresa.

Con la línea de tres centrales como primeros pasadores, los bermellones han actuado con una idea fija: tocar a Maffeo o Jaume Costa y estos descargar sobre Muriqi y Kang In Lee, que debían buscar en el apoyo en el centro del campo. Pero si no funciona, el resultado era lo que se estaba viendo en Can Misses.

Ni Grenier ni Baba han estado atinados y eso se ha traducido en un ritmo de circulación lento, fallón y con los delanteros desconectados. No ha sido hasta el minuto 35 cuando Muriqi, que apenas ha participado, ha tenido la única ocasión del primer periodo al rematar a las manos de Fuzato un centro desde la banda. En el bando de los ibicencos, Suleiman ha sido con diferencia el futbolista más destacado, poniendo en serio apuros a Maffeo gracias a su velocidad y teniendo la ocasión más clara, con un disparo colocado que ha repelido el larguero.

Tras el descanso, Aguirre ha movido el banquillo. Leo Román ha sustituido a un inédito Rajkovic, teniendo la oportunidad de jugar en su tierra y ante su familia. Battaglia ha entrado por Baba y Antonio por Grenier. El Mallorca necesitaba meterle varias marchas al partido para levarse este estrena I Power Electronics Ciudad de Ibiza. A los dos minutos Maffeo, tras una serie de rebotes, ha gozado de una buena ocasión tras un córner. Y tres después ha sido Kang In Lee quien ha probado fortuna desde lejos.

Pero más allá del arranque, de nuevo se ha vuelto a la falta de ideas a la hora de sacar el balón. A los de Javi Baraja les bastaba con presionar un poco y cortar caminos en el centro para cortocircuitar la idea de juego de los bermellones. Con el paso de los minutos, el ritmo ha ido descendiendo a medida que el desgaste físico iba haciendo mella, pero nada hacía prever que el sino del partido fuese a ir por otro camino.

 Aguirre metía en el campo a Abdón y a Llabrés, buscando algo de desequilibrio en ataque que removiese un poco un partido en el que los minutos parecían no pasar. Pero poco o nada ha sucedido. El carrusel de cambios en ambos equipos frenaban el poco ritmo que ya tenía el partido. Raíllo ha tenido la más clara con un remate picado al borde del área pequeña que se ha marchado alto. Como nota negativa, Llabrés ha notado un pinchazo y ha tenido que ser sustituido. Mala suerte para el canterano. Al final, como anécdota, ha sido el Mallorca tras detener Leo Román el sexto lanzamiento de los locales y marcar Lago Junior el decisivo quien se ha llevado el torneo.  

Siete días quedan para el inicio de Liga y el Mallorca ha agotado el tiempo de pruebas. Ahora viene lo bueno y con la Liga y donde ya los resultados importarán de verdad.  

 Ficha técnica:


UD IBIZA: Fuzato, Martín (Álvaro, m.73), Goldar, Herrera (Villar, m.73), Ekain, Armando (Appin, m.63), Javi Vázquez, Morante, Darío (Rodado, m.63), Zé Carlos (Cifu, m.85) y Suleiman


REAL MALLORCA: Rajkovic (Leo Román, m.46), Maffeo (Gio González, m.81), Valjent, Raíllo, Copete, Jaume Costa (Cufré, m.81), Baba (Battaglia, m.46), Grenier (Antonio Sánchez, m.46), Dani Rodríguez (Llabrés, m.74 (Frau, m.90)), Kang In Lee (Lago Junior, m.81) y Muriqi (Abdón, m.71)


Goles: 1-0, Castel; 1-1, Abdón; 2-1, Rodado; 2-2, Raíllo; 3-2, Diop; 3-3, Battaglia; 4-3, Gálvez; 4-4, Antonio; 5-4, Appin; 5-5, Cufré; 5-6, Lago Junior.


Árbitro: Busquets Ferrer.


T. Amarillas: Jaume Costa y Maffeo

Compartir el artículo

stats