Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CARTULINA MORADA

Luis García tiene para todos

El entrenador del Mallorca sacude abiertamente a ciertos jugadores del plantel y critica, sin citarle, la gestión de la dirección de Pablo Ortells

Dani Rodríguez bromea con un compañero durante el entrenamiento del equipo previo al partido del Real Madrid.

Luis García salió ayer en defensa de Dani Rodríguez, una defensa a ultranza que choca con las últimas actuaciones del gallego: «Hay que valorar lo que está haciendo y el esfuerzo enorme de jugar en banda izquierda. Juega allí porque no hay ninguno más en la plantilla que pueda hacerlo. Hemos probado con otros, como Amath, y no han rendido como él. Por A o por B ese puesto nos ha quedado un poco huérfano». En esta sentencia del técnico del Mallorca se desprenden dos críticas y algo de incompetencia. En primer lugar el madrileño manda un mensaje contundente a la dirección deportiva: la plantilla cuenta con cinco delanteros, pero no tiene una sola baza para cubrir esa posición. En segundo, vuelve a sacudir a futbolistas con poco peso dentro del plantel dando nombres y apellidos. En cuanto a la incompetencia, es evidente que, si algo no funciona, Luis García debería buscar alternativas. Mucho me extrañaría que Oliván, Kang o Llabrés no mejoraran lo presente. 

El Lluís Sitjar: La asamblea de copropietarios evidencia que hay pocas intenciones de encontrar una solución

El jueves la reunión de copropietarios del Lluís Sitjar evidenció lo de siempre: que las intenciones no son siempre soluciones. Antes de que la asamblea tuviera lugar, todo el mundo sabía lo que iba a pasar, lo que viene siendo una pérdida de tiempo de manual. No seré yo quien le diga a nadie por cuánto debe vender sus acciones, pero entiendo que si hubiera un poco más de predisposición por parte de unos y otros, un entuerto que lleva demasiado tiempo enquistado en Ciutat podría solucionarse. 

Cuesta abajo y sin frenos: El Baleares ha demostrado que su problema no era el inquilino del banquillo

La afición del Atlético Baleares solo ha necesitado dos partidos de Eloy Jiménez al frente del equipo para darse cuenta de que ‘el hábito no hace al monje’. Que Xavi Calm no era el principal problema del conjunto blanquiazul era algo sabido por muchos, pero duele ahora que el catalán ya cuece habas fuera del Estadi. Por primera vez esta temporada el equipo diseñado por Messow abandona los play-off y, lo que es peor, este domingo se mide a un Andorra, tercero en la tabla, y lo tendrá que volver a hacer sin sus aficionados más ruidosos en las gradas. 

Campeonas de la Liga Iberdrola: La superioridad del Barça femenino en la competición regular es insultante

La sección femenina del Barça, casi la única rentable de la entidad catalana, conquistó ayer su séptima Liga a falta de diez jornadas para finalizar el campeonato. Pleno de victorias en 24 partidos, 136 goles a favor por solo seis en contra, 18 porterías a cero y quince partidos en los que ha anotado cinco o más goles. Los números son insultantes; su superioridad, aterradora y la situación, un tanto triste. Lejos de criticar la apuesta que el Barça ha hecho por el fútbol femenino, estos dígitos deberían hacer pensar al resto de clubes qué están haciendo mal. 

La huelga de árbitros: Dos semanas después queda patente que el parón de los colegiados no sirvió de nada

La huelga del estamento arbitral perpetrada por los colegiados de las islas hace tan solo dos semanas ha tardado nada y menos en demostrar su inoperancia. Siete expulsados del Unión Latina por insultar al árbitro, tangana y amenazas del público en el Binissalem-Rotler y suspensión del encuentro entre el Ferreries-Sant Lluís por el empujón que propició el técnico local al colegiado del encuentro. Un consejo para poder empezar con el cambio: algunos clubes deberían preocuparse más de solucionar este tipo de actuaciones que de ocultar sus vergüenzas. 

Compartir el artículo

stats