Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol

Mallorca-Athletic: Otra gran oportunidad

Los bermellones aspiran a ganar hoy al temible Athletic de Bilbao en Son Moix para dejar el descenso a seis puntos, con un partido menos - Luis García, sin el sancionado Amath ni Baba, medita apostar por el mismo once que tumbó al Cádiz

Muriqi realiza un estiramiento junto a Russo.

No es ninguna final, y quizá no parece tan trascendente como el de la anterior jornada ante el Cádiz, pero el partido de esta noche es más importante de lo que parece. El Mallorca se mide a un visitante temible, el Athletic de Bilbao, que solo ha perdido una vez lejos de San Mamés, en una extraordinaria oportunidad para coger más aire. El triunfo frente a los gaditanos, que vino acompañado de buen juego, rompió una nefasta racha de cuatro derrotas consecutivas y debe servir de trampolín para un grupo que es consciente de que ganar significaría dejar el descenso a seis puntos, con un partido menos. Perder no sería un drama, está claro, pero la victoria del Alavés ante el Valencia (2-1) impide relajarse lo más mínimo.

Todo apunta que Luis García, que no puede contar con el sancionado Amath ni el lesionado Baba, apostará por el mismo once que tumbó a los gaditanos, aunque quizá reserva para la segunda parte a Salva Sevilla y le da la oportunidad a Antonio Sánchez, con más despliegue físico, en el doble pivote junto a Galarreta. La gran atracción, no obstante, es volver a ver a Muriqi, que maravilló en su debut en la Liga, como líder del ataque de un Mallorca que le necesita. Su poderío por alto gracias a sus 194 centrímetros es una nueva arma que deben aprovechar los bermellones. Sergio Rico seguirá en la portería, con Oliván y Maffeo en las bandas, y Raíllo y Valjent en el eje de la defensa. En las bandas del centro del campo parece que Take y Dani Rodríguez son fijos, con Ángel acompañando en la delantera al kosovar. 

El Mallorca tiene claro que necesita igualar la característica intensidad de los vascos para tener opciones de éxito. El Athletic Club, aún con numerosas bajas, quiere continuar en la isla su asalto a Europa, a unas posiciones que dan billete para las competiciones continentales que tiene a dos puntos después de sumar diez de los últimos doce puntos posibles. Esas tres victorias y un empate en Liga son el reflejo del espectacular 2022 que llevan los de Marcelino García Toral, que acumulan siete triunfos y dos empates en sus diez partidos jugados en el nuevo año en tres competiciones, Liga, Copa y Supercopa. No obstante, en Palma los ‘leones’ buscarán el triunfo con muchas bajas, hasta seis. Dos son por covid, las de Óscar de Marcos y Ander Capa, todos futbolistas que juegan de lateral derecho; una por sanción, la de Íñigo Martínez, probablemente la más importante por la espléndida temporada del central internacional; y tres por lesión, las de Unai Vencedor, Nico Williams y Yeray Álvarez.

Así, el Athletic jugará sin tres de sus cuatro defensas titulares, De Marcos, Yeray e Íñigo; sin el medio centro creativo en la dupla titular Vencedor-Dani García; y sin un joven que ha impactado sobremanera y que ya casi se había hecho con un puesto en el once habitual, el pequeño de los Williams.

La duda a despejar en cuanto a la alineación es saber si el técnico asturiano mantendrá el bloque que acumula muchos esfuerzos de entidad o, como en la última jornada ante el Espanyol, más obligado por el escaso descanso de entonces, refresca el equipo. En función de esa decisión, jugadores como Oier Zarraga, Oihan Sancet, Asier Villalibre y hasta el juvenil Serrano podrían volver al once por habituales como Dani García, Iker Muniain, Raúl García o Iñaki Williams.

Compartir el artículo

stats