Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mercado de fichajes

Real Mallorca: Muriqi, segundo fichaje de invierno

La Lazio y el Mallorca acuerdan la cesión del delantero kosovar hasta final de temporada, con una cláusula opcional de compra de doce millones

Vedat Muriqi celebra un gol con Kosovo ante Grecia en un encuentro de la fase de clasificación para el Mundial. Federación de Fútbol de Kosovo

El culebrón de Muriqi llega a su fin. Si nada cambia a última hora, el futbolista de Kosovo, perteneciente a la Lazio, llegará durante el día de hoy a Palma para firmar su contrato con el Mallorca hasta junio, tras acordar ambas entidades la cesión del delantero. Finalmente, según apuntan diversos medios italianos, las negociaciones se resolvieron de manera satisfactoria en el día de ayer, bloqueadas por la intención del club romano de incluir una cláusula obligatoria de compra a final de temporada.

A falta del anuncio oficial, la entidad mallorquinista se hará cargo de su ficha, desembolsando cerca de un millón de euros por él, con una opción de compra cercana a los doce millones de euros.

A pesar de que se esperaba su llegada a la isla este jueves, el conjunto italiano insistió en la necesidad de incluir en el contrato la obligatoriedad por parte del Mallorca de hacerse con sus servicios de manera fija por cerca de 13 millones de euros al acabar la temporada, una cantidad inasumible en cualquier caso.

Sin embargo, desde el país transalpino fueron informando de que la postura del club que preside Claudio Lotito iba cambiando por momentos y que aceptaría no incluirla en el contrato.

La entidad italiana, que desembolsó hace dos temporadas cerca de veinte millones de euros por él, era la primera interesado en facilitar que el ariete kosovar abandonara la entidad, puesto que su rendimiento –con un gol esta temporada en 384 minutos disputados entre Liga, Copa y Europa League– está lejos del esperado. Pero no ha querido hacerlo a cualquier precio, queriendo recuperar parte de la inversión en la operación.

Han sido varios días de tira y afloja entre los dos clubes, que sabían que la cada vez más cercana fecha de cierre de mercado –en la medianoche de este lunes– jugaba en su contra. El conjunto bermellón necesita un delantero que mejore los registros de los actuales y tenía como primera opción al ariete kosovar, mientras que los italianos querían desprenderse de él al no contar para su entrenador Maurizio Sarri, pudiendo incorporar así a Miranchuk, del Atalanta, uno de sus objetivos en este mercado de invierno.

A falta de que aterrice en la isla, supere el reconocimiento médico y estampe su firma en el contrato, el delantero balcánico es la gran apuesta para el ataque del Mallorca y la gran esperanza de la dirección deportiva, ya que la entidad va a realizar un esfuerzo muy económico muy importante en un intento de dotar de más armas al equipo en su lucha por la permanencia.

Su llegada, en caso de concretarse, conllevaría en principio la salida del estadounidense Matthew Hoppe, último en la terna de puntas para Luis García y al que se está ofreciendo a varios clubes de Segunda División, con el Zaragoza como el último interesado para reforzarse de cara a la segunda vuelta del campeonato de Liga.

Por el momento, el Mallorca solo ha anunciado de manera oficial el fichaje de Sergio Rico, mientras que ha visto como Lago Junior, Febas y Sastre han hecho las maletas en busca de nuevas oportunidades. La exigencia de Luis García, que pidió tener «la plantilla completa», todavía no se ha cumplido a falta de tres días para que cierre el mercado en España. Las oficinas de Son Moix viven una tensa espera estos días, que se acrecentará con el paso de las horas. 

Compartir el artículo

stats