Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

PRIMERA DIVISIÓN

Acuerdo total entre Mallorca y Lazio para la cesión de Muriqi

Los dos clubes cierran la cesión del ariete kosovar hasta final de temporada / El jugador aterriza este jueves en la isla para pasar el reconocimiento médico y firmar su nuevo contrato / Los bermellones abonarán 300.000 euros por la operación y asumirá su salario

Muriqi se convierte en la segunda incorporación del Mallorca en el presente mercado.

Pablo Ortells ya tiene delantero. El Real Mallorca y la Lazio han llegado este miércoles a un acuerdo para la cesión del futbolista kosovar Vedat Muriqi hasta final de temporada. El atacante de 27 años aterrizará este jueves en la isla para pasar el reconocimiento médico y, salvo contratiempo, firmará su cesión por el club bermellón hasta final de curso. 

Reforzar la delantera era una de las prioridades de la dirección deportiva en el presente mercado invernal. Su pobre bagaje en lo que va de curso -cinco goles entre Hoppe, Ángel, Abdón y Fer Niño en LaLiga- demandaba a gritos un refuerzo ofensivo. A falta de cinco días para que se cierre el mercado, Ortells parece haber encontrado lo que buscaba. 

Muriqi es el elegido, aunque la entidad todavía no lo ha hecho oficial. El jugador, de 1,94 de estatura y que destaca por su presencia en el área, ha militado la última temporada y media en la Lazio. Aterrizó en Italia en el verano de 2020, después de que el club romano pagara la nada despreciable cifra de 20 millones de euros al Fenerbahçe por su traspaso. Su gran rendimiento en el conjunto turco durante la temporada 2019/20, en la que anotó 17 goles, encandiló a varios equipos de las principales ligas europeas, pero fue la Lazio quien pujó más fuerte por él.

Sin embargo, desde su llegada a Italia, Muriqi no ha vuelto a ese nivel. Siempre a la sombra del goleador Ciro Immobile, quien atesora 17 tantos en la Serie A esta temporada, nunca ha sido capaz de hacerse con la titularidad en el equipo que regenta Maurizio Sarri. El delantero centro zurdo solo disputó 817 minutos el pasado curso con la elástica del conjunto italiano, anotando un solo tanto en Liga y otro en Copa. Esta temporada su bagaje es si cabe todavía peor: 207 minutos en la competición regular, 107 en la Europa League y 71 en la Copa, datos que adereza con una asistencia y ni un solo tanto.

Pese a su desconocimiento del idioma y de la competición, Ortells espera que Muriqi sea la pieza que tanto ansía Luis García Plaza en la línea ofensiva. El director deportivo del club ha hecho una apuesta en firme por el delantero de la Lazio, quien había sido ofrecido al Granada o al West Bromwich Albion antes de recalar en el Mallorca.

La operación no ha salido barata a las arcas del club. Varios medios italianos apuntan a que el traspaso del jugador hasta final de temporada tendrá un coste para el Mallorca de 300.000 euros. Además, la entidad deberá abonar el salario del internacional en 37 ocasiones con la selección absoluta de Kosovo hasta final de curso, una cifra que asciende a más de un millón de euros. En el acuerdo, el Mallorca se reserva una opción de compra que ronda los 13 millones de euros, una cifra desorbitada teniendo en cuenta el poder adquisitivo del club. 

La llegada de Muriqi, quien no ocupa plaza de extracomunitario, puede provocar la salida de uno de los otros cuatro delanteros que tiene en nómina el conjunto bermellón. Ángel es el preferido de Luis García y Abdón ya ha señalado que en ningún caso quiere abandonar la isla. Fer Niño o Hoppe son los que tienen más papeletas. El atacante estadounidense tiene buen cartel en Segunda División y en Alemania, tras su paso por la Bundesliga, y por ahí el Mallorca podría intentar buscarle una salida en forma de cesión.

Compartir el artículo

stats