Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Real Mallorca: Señalados en el Bernabéu

En la línea ofensiva Kang In Lee cerró una actuación notable, mientras que Lago Junior y Hoppe muestran chispazos

El once con el que Luis García Plaza se presentó en el Bernabéu. | LALIGA

Se hace difícil juzgar el partido del Real Mallorca en el Santiago Bernabéu sin hablar del planteamiento por el que apostó Luis García. El técnico bermellón dejó vendidos a sus jugadores incluso antes del pitido inicial. Siete novedades con respecto al último once que empató frente al Villarreal fue demasiado para su equipo. El que debía ser un partido para reivindicarse se convirtió precisamente en todo lo contrario y aquellos futbolistas que buscaban decir la suya ante todo un Real Madrid, fueron los que quedaron más señalados.

El debut de un chaval de la cantera en Primera División nunca debe producirse ante el conjunto blanco y en su feudo. A Josep Gayà, Luis García lo lanzó a los leones y cerró la puerta por fuera. Como es lógico, las fieras se lo comieron. El sueño del joven mallorquín de 21 años tardó dos minutos en esfumarse. Un error fatal, propiciado por los nervios, que dejó en bandeja el tanto con el que Benzema abrió la lata. Levantar el ánimo del central ya iba a ser tarea complicada. El futbolista tuvo errores de posición, marca y control, fruto del nerviosismo y la inexperiencia, durante los 58 minutos que estuvo sobre el verde.

Sastre tendrá difícil ganarle el puesto al lesionado Pablo Maffeo cuando este se recupere. Su titularidad en la capital, obligada por las circunstancias, dejó pocos aspectos positivos. El de Porreres, que intentó convertirse en la sombra de Vinicius, se vio superado en todo momento por el extremo brasileño del Real Madrid. Toda la defensa fue un coladero, pero especialmente por la banda de Sastre el conjunto blanco encontró la autopista que buscaba.

Los problemas en la estructura defensiva del Mallorca tuvieron su origen, en la mayoría de los casos, en el centro del campo, donde Luis García apostó por la pareja formada por Aleix Febas y Battaglia como organizadores del juego. El primero apenas había disputado 37 minutos hasta la fecha y el segundo solo acumulaba once minutos más de juego. Fruto de esa inactividad fue el resultado que se vio sobre el verde.

El catalán y el argentino estuvieron desaparecidos durante todo el encuentro, jamás crearon y tampoco fueron capaces de recortar las acometidas blancas. Febas, inoperante, y Battaglia, excesivamente lento, demostraron porqué Baba, Salva Sevilla o Galarreta les tienen, a día de hoy, ganada la partida.

De la línea ofensiva es de la única de la que se pudo sacar este miércoles algún aspecto positivo. Kang In Lee se reivindicó en el Bernabéu y fue prácticamente el único futbolista del conjunto bermellón que dio algo de tino al juego del equipo. Se estrenó en su faceta goleadora y se mostró batallador durante los 90 minutos del encuentro. Su conducción, regate y zurdazo impecable ante el meta madridista, sus asistencias milimétricas y el acierto en los cambios de juego, le convirtieron en la pieza más importante del plantel.

Lago fue el que más lo intentó. El costamarfileño probó a Courtois con disparos lejanos, luchó cada balón y dio garra al encuentro. Por su parte Hoppe, al que apenas llegaron balones, mostró una buena conexión con Kang In Lee y precisamente fue él quien le puso en bandeja la pelota para anotar el único tanto bermellón.

Ante la Real Sociedad, el sábado 16 de octubre a las 21 horas

LaLiga dio ayer a conocer los horarios de la jornada 9, en la que la Real Sociedad recibe al Mallorca en Anoeta. El conjunto vasco abre las puertas de su estadio el próximo sábado 16 de octubre a las 21 horas. Para esa jornada, LaLiga comunicó una solicitud de aplazamiento de dos partidos por otra jornada FIFA: el Real Madrid-Athletic y el Granada-Atlético de Madrid.

Compartir el artículo

stats