Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Baba y Casemiro, reyes de la recuperación

El ghanés y el brasileño son los dos futbolistas de LaLiga que más robos de balón realizan por encuentro

Baba y Casemiro, jugadores indiscutibles para sus técnicos, acumulan 40 recuperaciones en las cinco primeras jornadas de competición.

Baba y Casemiro, jugadores indiscutibles para sus técnicos, acumulan 40 recuperaciones en las cinco primeras jornadas de competición. DM

En el césped del Santiago Bernabéu, esta noche, dos muros se toparán de frente. Si Ancelotti, en el Real Madrid, y Luis García, en el Real Mallorca, así lo consideran, se verán las caras los dos recuperadores más en forma del campeonato. Casemiro (Brasil, 1992) y Baba (Ghana, 1996) promedian, tras el transcurso de las cinco primeras jornadas, ocho robos de balón por encuentro. Cuarenta recuperaciones que han desbaratado casi todos los planes del los rivales a los que se han enfrentado.

No es casualidad. Ambos jugadores son un portento físico. El del Real Madrid sigue en la línea que ha trazado las últimas temporadas; el del Real Mallorca, como si del ave fénix se tratara, ha resurgido en el centro del campo bermellón, tras firmar el pasado curso en Segunda División un año gris y sin protagonismo.

Ambos coincidieron hace dos temporadas en Primera y ya destacaron en esa faceta. El futbolista brasileño del Real Madrid finalizó el campeonato como el mejor recuperador de la competición. Con 294 robos de balón, superó en esa clasificación a Mikel Merino (289), Pervis Estupiñán (275) y al propio Baba (248), quien pese a no poder evitar el descenso de su equipo a Segunda, ya hizo alarde de un gran portento físico.

Casemiro es el eje del timón de la nave madridista. Hasta la fecha ha disputado 427 minutos y es indiscutible para Carlo Ancelotti, como ya lo fuera en su día para Zinedine Zidane. El Real Madrid no cuenta a día de hoy con ningún otro jugador de sus características, se encarga de cortar el juego del rival, lo frena y lo destempla. Aporta equilibro en el centro del campo blanco y en su faceta como recuperador ya ha demostrado ser el mejor.

Por su parte, Baba ha comenzado la temporada como un tiro. El pivote defensivo, que ha disputado 413 minutos hasta la fecha, ha resurgido de sus cenizas para convertirse en indiscutible en los planes de su entrenador. Su figura aparece en todos los partidos para ofrecer cobertura y permitir al equipo colocarse cuando los huecos aparecen buscando la superioridad numérica en el ataque.

Baba cuenta con competencia en el puesto, Battaglia, pero el gran rendimiento del centrocampista ghanés en este inicio de curso ha hecho que Luis García no tenga ninguna duda en esa posición. «Lleva un inicio de temporada a un nivel increíble, el apodo del pulpo se queda corto y ojalá siga así. Baba es de los mejores que hay», alababa el preparador madrileño a su jugador hace solo unas semanas. Parar al Real Madrid no es cualquier cosa, pero Baba tiene tentáculos para todos.

Compartir el artículo

stats