Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El gol, la asignatura pendiente del Espanyol

El próximo rival del Mallorca gusta a sus aficionados en este inicio de Liga por su buen juego pero se frustra ante su falta de puntería

Vicente Moreno da instrucciones a sus jugadores durante el partido ante el Villarreal. |

Vicente Moreno da instrucciones a sus jugadores durante el partido ante el Villarreal. |

El Espanyol, rival del Mallorca mañana en Son Moix, sufre su falta de puntería. Es la espina que tiene clavada en este arranque de Liga, en el que ha empatado sus dos encuentros ante Osasuna y Villarreal sin marcar, aunque tampoco sin encajar (0-0). Ante el campeón de la Europa League le faltó el gol a pesar de que creó numerosas ocasiones. Es un problema detectado durante la pretemporada y que parece que se ha enquistado en este arranque. De momento viene acompañado de porterías a cero que han permitido al equipo sumar dos puntos que hubieran podido ser seis con algo más de pólvora.

No es un tema que, por el momento, preocupe a Vicente Moreno. De hecho, el técnico blanquiazul afirmó tras finalizar el choque ante el Villarreal que «esto va de rachas. Tenemos jugadores de nivel en ataque y es cuestión de insistir. Estamos tranquilos porque llegarán los goles».

Si se miran los números desde el inicio de la pretemporada, el Espanyol se ha quedado con el casillero a cero en cinco ocasiones de siete partidos. Las Palmas, Rayo Vallecano y Fiorentina antes de la llegada de los partidos oficiales y Osasuna y Villarreal ya en temporada regular. De Tomás marcó el único gol ante el Granada y Melamed y Dimata en la victoria ante el Cádiz por 0-2. Números pobres que contrastan con el buen juego ofensivo que ha demostrado, todo un peligro para el duelo en Son Moix.

El Espanyol puso el juego, puso las ocasiones y puso todo el empeño para llevarse los tres puntos ante los de Emery. Un hecho que agradeció, 538 días después, la afición perica que vibró en directo de su equipo. Se toparon con el muro Rulli. El portero argentino del Villarreal fue la pesadilla blanquiazul y sobre todo de un Raúl de Tomás que lo intentó por activa y por pasiva. A veces demasiado ofuscado y con el gol entre ceja y ceja. ¿Hay problema de gol? Es una evidencia, pero el juego acompaña y por el momento engancha a la gente. Junto a los Dimata, Embarba, Loren y compañía deben solucionarlo. El Mallorca espera que no sea mañana.

Compartir el artículo

stats