Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol

Sin Antonio Sánchez hasta octubre

El jugador del Mallorca, que estará de baja dos meses más tras ser operado del hombro, confiesa que debe "ir despacio" para recuperarse

Antonio Sánchez entrenando a parte durante esta pretemporada

Antonio Sánchez entrenando a parte durante esta pretemporada RCD Mallorca

Saltaron todas las alarmas cuando, después del partido ante el Eibar, Luis García comentó que no podrán contar con Antonio Sánchez durante un tiempo. El jugador mallorquín no podrá pisar los terrenos de juego hasta octubre, así lo informa el club, que es cuando estará recuperado de sus dolencias del hombro derecho. El centrocampista del Mallorca se operó nada más acabar la temporada pasada para fortalecer la articulación y llegar al 100% en este año en Primera División.

Durante gran parte del curso pasado, Sánchez tuvo molestias que le hicieron perderse algunos partidos, siendo así una baja sensible para los esquemas de Luis García. El canterano consultó con el entrenador cuál era la mejor decisión y decidieron conjuntamente que lo mejor era someterse a una intervención para evitar males mayores. "Tras hablarlo con el míster, decidí operarme. De momento trabajo poco a poco y estoy entrando en el campo", manifiesta. El problema con el hombro le viene de años atrás. El mismo Antonio asume que las molestias venían desde el año pasado. "La pretemporada pasada ya arrastraba con este problema, pero decidimos esperar y rendir durante el año", afirma.

La recuperación está marcada por unos plazos que hacen prever que su reaparición con el equipo será en octubre. "Es complicado, hay que ir despacio y llevar unas pautas", aunque señala que está con mucha ilusión. "Me encuentro bien y con muchas ganas de entrar en dinámica". Aunque la situación se haya complicado, el canterano se muestra contento con la posibilidad de debutar en la élite vestido de rojillo, aunque no pueda disputar los primeros encuentros de la próxima temporada que arranca el sábado, 14 de agosto, ante el Real Betis en Son Moix. "Es lo que siempre he soñado, jugar con el Mallorca en Primera División. Nos espera un año difícil, pero han venido buenos jugadores", señala.

El Mallorca perderá una pieza clave en el once inicial hasta el momento. Tras su exitosa cesión en el Mirandés, regresó a la isla para ser importante y lo consiguió. Disputó 37 encuentros, la mayoría en el extremo derecho, lejos de su hábitat natural y demostró con creces su polivalencia para aportar desde una zona lejana al doble pivote, que es donde acostumbraba actuar. Desde ahí, anotó 3 dianas y repartió una asistencia dejando una gran imagen a lo largo del año y consolidándose como un indiscutible en la plantilla del ascenso.

Al perder un jugador que acostumbraba ocupar el flanco derecho durante los primeros meses y la falta de efectivos en esa demarcación, obligará a Luis García a buscar alternativas dentro de la plantilla encontrando polivalencia en algún jugador que pueda realizar esas funciones. Por ejemplo, Mboula, que tras su buena pretemporada ha cogido números para empezar desde ahí o la reubicación de Pablo Maffeo al extremo por su gran versatilidad en la banda derecha del Mallorca.

Compartir el artículo

stats