Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rocas perforadas, escaleras a la playa... La costa del Ponent de Mallorca a la carta

El litoral de Calvià y Andratx presenta abundantes ejemplos de alteraciones del espacio natural de carácter privativo - En los acantilados de El Toro, hay una perforación en la roca por donde pasa una escalera con barandilla hasta el mar

4

La costa del Ponent a la carta Juan Luis Iglesias

Una costa a la carta. Una costa modificada, agujereada y taladrada, a gusto del consumidor. Ésa es la realidad que se encuentran vecinos y excursionistas en algunos tramos del exclusivo litoral del Ponent (Calvià y Andratx), donde las escaleras que descienden desde las mansiones a pie de costa agreste y los embarcaderos que impiden el paso al público constituyen parte cotidiana del paisaje.

Un ejemplo flagrante se localiza en los acantilados de El Toro, lugar solitario al que sólo llega algún pescador. Desde las casas situadas en lo alto, baja una escalinata. Para que llegue hasta pie de mar, se ha llegado a perforar la roca para hacer un agujero de tres metros de profundidad y uno y medio de ancho. Algunos tramos de la escalera presentan barandillas.

Mientras, en la costa de Bendinat, milla de oro de Calvià, un enorme edificio abandonado ejerce de pantalla para llegar a la orilla de una coqueta cala. Una cala a la que sólo se puede acceder con sus respectivas escaleras desde los chalés situados en lo alto. En ocasiones, se habilitan rampas para embarcaciones que suponen una disrupción en la costa imposibilitando el paso del público. Es lo que sucede en un caso de Cala Vinyes, donde se ha llegado a colocar una estructura en forma de puntas de lanza para hacer desistir a cualquier que se aventure por allí.

Sin abandonar Cala Vinyes, hay otros casos de costa modificada, con escaleras que serpentean hacia el mar y desembocan en explanadas habilitadas ad hoc, con sombrillas y demás material de descanso para disfrutar de la costa en solitario. De la misma forma, en Camp de Mar, la línea costera se ve interrumpida por salidas para embarcaciones, impidiendo el paso al público en general.

Compartir el artículo

stats