Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fent i Desfent | El alcalde de Manacor pide que las mujeres puedan ser ‘dimonis’ en Sant Antoni

El alcalde de Manacor pide que las mujeres puedan ser ‘dimonis’ en Sant Antoni DM

Fent | Yo también quiero ser Valenta Dona

No hay como irse unos días para que el gallinero se nos revolucione. El otro día planeaba hacer una reformita en casa y cuando me di cuenta ya tenía un chalecito plantado en mi mente. Si en Pollença con un permiso para una reforma construyen un hotel, por hacer un pequeño champiñón tampoco me dirán mucha cosa. En fin, menudo follón se le ha caído encima al alcalde, que por aquello de proteger a los grandes acaba por torcerlo una piedra en el zapato que esta vez se llama GOB. Y mientras todo eso pasaba, en Manacor parece que hay revolución con el Sant Antoni y el papel obligado que deberán tener las mujeres por el chantaje de las feministas (por decirlo en plan fino) que han coaccionado al alcalde con denunciarlo por incumplir la ley de igualdad si no les da un trato igualitario. A esas histéricas habría que recordarles que las tradiciones no entienden de leyes. Yo reclamo lo propio, esa igualdad a la que se aferran las locas esas, y exijo el derecho de poder presentarme a Valenta Dona de Sóller. Y además, si me rechazan, denunciaré a Simarro por discriminación.

Desfent | Lo importante es la fiesta, no quien baile

Querido, ya te visualizo de Valenta Dona con el rebosillo incluido. ¡Estarás de portada! Que tome nota Simarro, que también tiene trifulca armada con los transportistas. Ya ves, tu semana de ausencia ha sido de lo más productiva. De Sant Antoni, las mujeres dimònies y el Patronat prefiero callar porque no sé cómo decirlo «en plan fino», por eso, me limitaré a remarcar las palabras de Jaume Perelló, de los Amics de Sant Antoni. Lo importante es la fiesta, las figuras en sí, no si la persona que hay debajo del traje es un hombre o una mujer. Por ello, llego a pensar que les gusta crear polémica. Unos por anclarse en el pasado y en títulos heredados, otros por buscar protagonismo aunque sea a base de amenazas de denuncias y otros en año electoral por colgarse la medalla de lograr la igualdad. En fin, como no tengo tiempo para perder el tiempo solo diré que el ejemplo lo tienen en la colla de los Amics de Sant Antoni que llevan años con una mujer entre los tres dimonis y no han hecho tanta comedia. 

Compartir el artículo

stats